Lambán defiende la recuperación de las ratios preCovid y afirma que le preocupa más la caída de matrículas

Lambán ha presumido de haber incrementado en 2.000 personas la plantilla de profesores de la Comunidad

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha defendido este martes ante las críticas, a su juicio “infundadas”, por la recuperación de las ratios escolares y cifras de profesorado anteriores a la pandemia. Considera el líder del Ejecutivo autonómico que el curso “transcurrió con más normalidad de la prevista” gracias al buen trabajo de profesores y directivos, lo que invita a pensar que esa normalidad pueda ser “completa” a lo largo del próximo año académico.

Del mismo modo, Lambán ha presumido de haber incrementado en 2.000 personas la plantilla de profesores de la Comunidad en los últimos seis años, al mismo tiempo que asegura estar “más preocupado” por “la bajada de alumnos que se matriculan” que por las propias ratios. “Tenemos 2.000 profesiones más que hace seis años pero se han matriculado 500 alumnos menos. Con los mismos profesores gestionaremos cursos escolares con menos alumnos. Y no es en el medio rural, sino en la ciudad de Zaragoza”, ha expuesto.

Respecto a las condiciones del próximo curso, la ministra de Educación, la aragonesa Pilar Alegría, confirmó este lunes su clara apuesta por la presencialidad total en las aulas de cara al nuevo curso, al mismo tiempo que descartaba obligar a vacunar a los docentes porque “la práctica totalidad ya están inmunizados”, defendiendo la “respuesta absolutamente positiva”, no sólo del colectivo de la educación, sino “de la ciudadanía en general” a la hora de vacunarse y protegerse contra el Covid-19.

Sobre los protocolos sanitarios aprobados para esa vuelta al cole en el Consejo Interterritorial de Salud del pasado 29 de julio, la titular de Educación dijo que eran válidos y seguros, pero que, en cualquier caso, convocará una conferencia sectorial a finales de agosto, con las comunidades autónomas para unificar criterios. “Quiero enviar un mensaje de tranquilidad y seguridad de cara al nuevo curso”, enfatizó porque “si fuimos capaces de tener al 99% de las aulas abiertas el curso pasado, sin vacunas”, este será “más fácil”.

Print Friendly, PDF & Email