La iglesia de Santa María la Mayor de Olvés recupera tres joyas renacentistas de madera

Los relieves renacentistas de madera policromada fueron sustraídos en enero de 1989 de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Olvés

La Guardia Civil, en su compromiso con la recuperación del patrimonio histórico y cultural, ha localizado, en varias investigaciones, tres relieves renacentistas de madera policromada, que fueron sustraídos en enero de 1989 de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Olvés (Zaragoza). Además, también se ha recuperado un libro de Galeno, publicado en 1609, que había desaparecido de la biblioteca de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, así como documentación histórica perteneciente a la Casa Señorío de Lazcano, propiedad del Ducado del Infantado.

En octubre de 2020 comenzaron las gestiones para tratar de recuperar tres relieves renacentistas de madera policromada, realizados entre 1530 y 1532, que representan las escenas narrativas de La Epifanía, La Anunciación y La Resurrección de Cristo. Los relieves fueron objeto de estudio por parte de un experto en arte aragonés, al que había recurrido la sala de subastas catalana a la que se los habían ofrecido para la venta los actuales poseedores, después de haber sido adquiridos por sus padres a un anticuario en la década de los noventa. El experto rápidamente reconoció sin ninguna duda que se trataba de tres de los cinco objetos sustraídos en enero de 1989, del retablo de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Olvés (Zaragoza).

La sustracción pudo haberse cometido aprovechando las obras de restauración que se estaban acometiendo en la referida iglesia, de donde también se sustrajo la escena correspondiente al Pentecostés y una escultura de bulto redondo, también de madera, con la imagen de San Juan Evangelista.

Los relieves, que podrían alcanzar un valor de 150.000 euros, fueron intervenidos y posteriormente trasladados por la Sección de Patrimonio Histórico de la UCO desde la ciudad de Barcelona a Calatayud, en lo que se denomina operación Olva. Allí han quedado depositados a disposición judicial para ser objeto de un pormenorizado estudio que determine su estado de conservación.

Operación Monclova

A raíz de la denuncia presentada por la actual Duquesa del Infantado, han sido localizados más de 250 documentos pertenecientes al archivo histórico de esa casa, cuyo precio total podría alcanzar los 10.000 euros.

La aparición de un anuncio en un portal de venta por internet, en el que se ofrecían más de cincuenta legajos pertenecientes a la Casa Señorío de Lazcano, supuso el inicio de esta investigación. Según la denunciante, los legajos podrían haber sido hurtados en algún momento, sin poder determinar la fecha concreta, puesto que el archivo histórico ha sufrido tres traslados entre Lazcano (Gipuzkoa), Madrid y en el Castillo de Monclova, de la provincia de Sevilla.

Los legajos que se anunciaban para su venta en Internet sin poder acreditar su lícita procedencia, se encuentran ahora depositados a disposición judicial en el Archivo Histórico Nacional sito en Madrid.

Después de la localización e intervención cautelar de los primeros legajos que se anunciaban en Internet, se pudieron localizar otros doscientos más, que sí cuentan con la preceptiva factura de compra, y que actualmente están depositados en los archivos históricos que los adquirieron de buena fe.

Operación Liber Docta 

La propietaria de una librería antigua se puso en contacto con la Sección de Patrimonio Histórico de la UCO, alertando de que una persona estaba tratando de poner a la venta un volumen de una colección de cuatro tomos de la obra de Galeno, padre de la medicina, cuya obra había sido editada a comienzos del siglo XVII. El libro presentaba un sello de la Universidad Central, denominación histórica de la Universidad Complutense de Madrid, hecho que hizo sospechar que se tratara de una obra de procedencia ilícita.

Tras las investigaciones realizadas por los agentes, fue plenamente identificado y localizado el vendedor y pudo ser intervenido el libro, que se encuentra en muy buen estado de conservación, siendo depositado a disposición judicial, en la biblioteca donde se encuentra registrado. Este libro, como otros en el pasado, fue sustraído de los fondos de esa institución en la segunda mitad del siglo XX.

Colaboración ciudadana 

Las tres operaciones destacadas son ejemplo de la decidida apuesta de la Guardia Civil en la recuperación del patrimonio histórico que queda por recuperar, siendo en muchas ocasiones los protagonistas del inicio de estas investigaciones, personas e instituciones que ofrecen desinteresadamente su conocimiento y sensibilidad, en la defensa del patrimonio cultural de todos los españoles.

Print Friendly, PDF & Email