El Servicio de Mediación Familiar de la DGA ha atendido a 164 familias entre abril y junio

El Servicio de Orientación y Mediación Familiar y el de Intervención Familiar ya han atendido a más de 200 familias

Apoyar a las familias en su gestión, dinámica, dificultades y resolución de conflictos. Son los objetivos de dos servicios que la Dirección General de Igualdad y Familias del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales tiene a disposición de los aragoneses. Se trata del Servicio de Orientación y Mediación Familiar, que ha atendido a 164 familias entre abril y junio de este año, y otro, el de Intervención Familiar, que se puso en marcha de forma pionera tras la pandemia y que desde el mes de febrero y hasta junio ha permitido dar respuesta a 37 familias que han precisado esta atención psicoterapéutica especializada.

Sobre el primero, el de Orientación y Mediación Familiar, la atención a 164 familias se traduce en una asistencia directa a 273 personas, que se diferencia entre quienes precisan orientación, para facilitar el desarrollo de sus dinámicas familiares, o quienes necesitan mediación, para gestionar conflictos intrafamiliares sin tener que llegar a su judicialización.

Al primero, el de orientación, han acudido 47 familias en los tres últimos meses, y las cuestiones más frecuentes que plantean son crisis de pareja; familias que presentan dificultades para consensuar pautas en la educación de hijos o hijas adolescentes; problemas de relación entre progenitores e hijos o hijas mayores de 18 años; complicaciones derivadas de separaciones o divorcios o desavenencias entre hermanos por el cuidado de progenitores mayores o dependientes y gestión de herencias familiares.

Mientras, en el de mediación, entre los meses de abril y junio se ha prestado servicio a 117 familias. Buena parte de quienes se acercan a este espacio lo hacen porque están valorando una ruptura de pareja y quieren conocer cómo puede aplicarse en su caso la mediación. También han solicitado información personas con dificultades a la hora de ejercer la coparentalidad tras una separación; o madres y padres que tienen dificultades para resolver los conflictos que surgen de la convivencia con hijos e hijas adolescentes o jóvenes ya mayores de edad. “La mediación –ha recordado la directora general de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragón, Teresa Sevillano- es una herramienta muy útil para resolver conflictos y, si nos referimos a las familias, resulta todavía más eficaz, tal como reflejan los datos”.

Finales con acuerdo el 92,5% de los casos

En este sentido, cabe destacar que durante este periodo de tiempo, 40 familias han concluido su proceso de mediación y 37 de ellas lo han hecho alcanzado un acuerdo, tal como se habían propuesto, lo que implica que el 92,5% de los casos acaban en éxito y que, además de su acuerdo, estas familias se llevan un aprendizaje en cómo dialogar y gestionar en futuras situaciones que así lo requieran.

Además del Servicio de Orientación y Mediación Familiar desde el año pasado de forma piloto, y ya desde febrero de 2021 de forma consolidada, la dirección general de Igualdad y Familias viene prestando un Servicio de Intervención Familiar encaminado, principalmente, a paliar el impacto de la Covid en las familias aragonesas. “El objetivo –ha incidido Teresa Sevillano- es facilitar la gestión de las relaciones familiares que se han visto alteradas por la pandemia, afrontar situaciones de duelo y de acomodo a la nueva realidad”.

Este servicio ha atendido hasta el momento a 37 familias, la mayor parte de ellas ha acudido a las consultas debido a relaciones conflictivas (el 78%). Además, un 14% lo ha hecho para solicitar ayuda para gestionar un duelo o pérdida significativa y el 22% ha relatado que presenta problemas para incorporarse a la nueva realidad y que necesita ayuda para afrontarlo. Cada una de estas familias recibe, de media, entre cuatro y cinco atenciones.

Print Friendly, PDF & Email