La Asesoría Emocional del IAJ ha realizado 155 atenciones desde que empezó a funcionar en marzo

La Asesoría Emocional del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) ha realizado 155 atenciones desde que empezó a funcionar el pasado mes de marzo y las razones que han motivado las intervenciones están relacionados, sobre todo, con la ansiedad, las relaciones interpersonales, los problemas académicos y laborales, la apatía y la tristeza. Es la primera “foto” que ofrece este servicio novedoso, que empezó a funcionar el pasado mes de marzo y que está dirigido a adolescentes y jóvenes de entre 14 y 30 años.

“Las dificultades emocionales de los adolescentes y jóvenes son una realidad que hay que estudiar, atender y, por tanto, ofrecer una adecuada respuesta; si a esto le añadimos la situación crítica y difícil generada como consecuencia de la Pandemia Covid-19, desde el Departamento, a través del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), se consideró muy necesario poner en marcha dicho servicio”, ha explicado esta mañana la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, que ha visitado las instalaciones en la sede del IAJ y ha dado a conocer los datos del Servicio.

“El objeto de la puesta en marcha de esta Asesoría Emocional –ha añadido – es promover la salud psicológica de los adolescentes y los jóvenes y no intervenir, únicamente, cuando hay problemas psicológicos más o menos establecidos. Es decir, no esperar a estar muy mal para pedir cita, orientación o información”. La creciente demanda refuerza la prestación del servicio, cuya plantilla se incrementará en el mes de septiembre. “Creemos necesario –ha dicho la consejera- prestar la mejor atención y a la mayor brevedad y, con el recorrido de estos meses, vemos necesario que en septiembre se incorporen al servicio dos psicólogas más, por lo que quedará integrado por cuatro profesionales”.

La jefa de Servicio de Programas y Prestaciones del IAJ, Leyre Martín, ha recalcado que el objetivo de la asesoría es “visibilizar la salud psicológica de los jóvenes en Aragón para conocer la realidad y favorecer así su bienestar”. En esta línea, ha explicado que “es normal sentir cierta ansiedad ante los exámenes y pedir ayuda para poder contar con las herramientas adecuadas para gestionar esa situación y lo que queremos hacer, a través de este servicio es afianzar en los jóvenes el autoconocimiento emocional, la autorregulación y la confianza en sí mismos, como medio de alcanzar el bienestar personal y una vida social más placentera”.

A esa realidad se une que la pandemia ha obligado a restringir contactos sociales y eso ha supuesto una interrupción en el desarrollo y establecimiento de habilidades sociales para algunos adolescentes. En este sentido, las relaciones interpersonales –aislamiento o dificultades para relacionarse con los demás- son una de las principales causas de consulta, que se ven agravadas cuando el adolescente o el joven ya presentaba timidez o ansiedad social previamente. Del mismo modo, la incertidumbre laboral, en aquellos jóvenes que están a punto de finalizar sus estudios, es también motivo de consulta.

Laura Rato, una de las dos psicólogas que atiende el servicio, junto a Isabel Abenia, ha subrayado que la Asesoría “no solo está sirviendo como estrategia preventiva de problemas psicológicos, sino que está consiguiendo resultados en la mejora de la salud psicológica, esto lo sabemos no solo por lo que nos dicen y observamos en los y las jóvenes sino porque estamos utilizando un formulario que realizan los propios usuarios y que mide la satisfacción con el servicio”.

Apoyo a la familia

Según muestra la primera foto de los cuatro meses de vida del servicio, la franja de edad que más lo solicita es la comprendida entre los 18 y los 22 años, si bien hasta la fecha ha habido peticiones en prácticamente todo el espectro que cubre la asesoría. Hasta el momento se ha comprobado, además, que suelen ser las madres quienes o bien solicitan la cita para su hijo o hija o bien acuden a acompañarles en su cita presencial. En el servicio, además, se hace una valoración de la situación familiar y se ofrece orientación y apoyo a cualquier necesidad que tengan los padres y que pueda revertir positivamente en el estado de su hijo. Esto se suele hacer por teléfono o durante la propia cita con el hijo.

Respecto al número de citas que debe tener cada joven, este depende de un criterio clínico y sanitario y se valora según el caso, pudiéndose establecer un límite de consultas para dar entrada a todas las personas que quieran acudir a la asesoría.

Jóvenes de todo Aragón

Desde su puesta en marcha el pasado mes de marzo, el número de consultas ha crecido de forma importante, hasta llegar a las 155 en cuatro meses, y, por este motivo, desde el próximo mes de septiembre se incorporarán dos psicólogas más al equipo, lo que elevará a cuatro el número de profesionales para ofertar así un servicio de mayor calidad, sin demoras y que se ampliará de los dos días actuales (lunes y martes en horario de mañana y tarde a miércoles y viernes en horario de mañana). Actualmente, el servicio se presta de forma presencial en la sede lAJ (C/Franco y López 4, en Zaragoza) si bien atiende a adolescentes y jóvenes de todo Aragón vía on line y telefónica. Para poder acceder a este servicio es necesario pedir cita previa en este enlace https://citaprevia.aragon.es/solicitud. Además, se puede solicitar información a través del teléfono 976 71 68 47 o del correo asesoriabienestaremocional@aragon.es.

Print Friendly, PDF & Email