Cerca de 4,7 millones de trabajadores españoles no pueden irse de vacaciones por sus bajos salarios

España es el segundo país europeo con más empleados sin capacidad financiera para pagarse unas vacaciones

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) calcula que hasta 4,7 millones de españoles no pueden pagarse unas vacaciones fuera de su domicilio habitual como consecuencia de sus bajas retribuciones salariales.

De este modo, España se sitúa como el segundo país europeo con más empleados sin poder adquisitivo suficiente para pagarse unas vacaciones, solo superada por Italia (7 millones de personas) y seguida de Alemania (4,3 millones) y Francia (3,6 millones de personas).

Sin embargo, Grecia es el país europeo que se encuentra en la peor situación, con el 88,9% de las personas en riesgo de pobreza sin posibilidades de permitirse vacaciones, según la CES. Le siguen Rumanía (86,8%), Croacia (84,7%), Chipre (79,2%) y Eslovaquia (76,1%). En España, el porcentaje de trabajadores españoles que no tienen la capacidad financiera de pagarse unas vacaciones y que está en riesgo de pobreza se sitúa en el 62,8%.

En este contexto, los sindicatos europeos apuntaron que, aunque el acceso a las vacaciones haya aumentado en el transcurso del último decenio, la mayoría de las familias con bajos ingresos siguen excluidas. En este sentido, señalaron que la desigualdad en materia de vacaciones entre aquellos que perciben ingresos por debajo del 60% de la media y quienes disfrutan de un salario por encima de ese umbral ha aumentado en 16 estados miembros durante la última década.

Ante este problema, la CES quiere introducir un “umbral de decencia” en la legislación, “garantizando que los salarios nunca sean tan bajos que dejen a los trabajadores en la pobreza y que la negociación colectiva sea un componente habitual en materia de empleo, para asegurar salarios realmente justos para todos”, como bien apuntó la secretaria general adjunta de la CES, Esther Lynch.

Print Friendly, PDF & Email