Serrano se estrena como delegada del Gobierno con el foco en la violencia machista y la despoblación

La nueva delegada ha tomado posesión este viernes // Foto: Laura Trives

La nueva delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, ha prometido el cargo este viernes frente a una nutrida representación de todas las instituciones aragonesas. En sus primeras palabras, Serrano ha agradecido la confianza depositada en ella por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y se ha comprometido a trabajar en los problemas que sufre Aragón, con la violencia machista y la despoblación como principales asuntos a tratar.

Serrano ha recordado así los derechos y avances de la mujer en la sociedad en los últimos años, señalando sin embargo que estos “no son suficientes”. En este sentido, la delegada ha querido recordar a Katia y Hazna, las dos mujeres que han muerto en lo que va de año en Aragón debido a la lacra de la violencia machista.

Para combatirla, la delegada ha dedicado un “especial reconocimiento” al trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. “Asumo como algo prioritario defender los derechos de las mujeres”, ha explicado, para después de añadir su intención de que estos colectivos encuentren en ella como delegada una alidada “leal, entregada y justa”.

Incentivar la vida en los pueblos

Sobre la realidad demográfica de Aragón, Serrano también ha tenido palabras para comprometerse a tratar de “recuperar el equilibrio territorial” de la Comunidad. Lograrlo pasa, a juicio de la nueva delegada, por “incentivar la vida en los pueblos” para que la gente “pueda decidir dónde quiere vivir”.

En ese sentido, Serrano ha destacado la importancia de trabajar en “líneas importantes como la vivienda, el empleo y la conectividad”. Como principal motor de este medio rural, la delegada ha destacado el peso del sector primario, que “posibilita que amplias zonas de Aragón sigan todavía vivas”.

La toma de posesión de Rosa Serrano ha contado con la presencia de su predecesora, la ahora ministra de Educación, Pilar Alegría. Junto a ella, otras autoridades han querido presenciar también el momento como el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, o el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Print Friendly, PDF & Email