Los sanitarios muestran su rechazo a las agresiones en el Clínico y estudiarán qué falló

Un centenar de personas se han reunido en las escaleras del Clínico

Un centenar sanitarios se ha reunido en las escaleras del Hospital Clínico de Zaragoza para mostrar su rechazo ante las agresiones sufridas por cuatro trabajadores del centro el pasado lunes por parte de cinco personas cuando intentaban llevarse a su bebé recién nacida, tras haberle retirado su custodia. La dirección del centro ha comunicado que se reunirán con el departamento de Ciudadanía y Servicios Sociales para tomar cartas en el asunto y ver qué fue lo que falló y ver si se pueden implantar más medidas de seguridad.

El gerente del Sector Zaragoza III, José Ignacio Barrosa, ha acudido con parte del equipo directivo del sector a la concentración y ha confirmado que no había bajas en los trabajadores pero que tuvieron que ser atendidos en urgencias del mismo centro por “lesiones menores como ansiedad” aunque también ha afirmado que a algún trabajador “le torcieron el dedo”.

Barrosa ha afirmado que tienen una reunión prevista con Ciudadanía y Servicios Sociales para “revisar todo el proceso de lo que ocurrió el lunes y ver que se puede mejorar”. Sin embargo algo falló en la custodia del recién nacido. “En principio el protocolo se cumplió, había una dotación de cuatro policías en ese momento”.

El gerente cree que la invasión del área de neonatos se considera una agresión y que los servicios jurídicos están estudiando la forma de personarse contra las cinco personas que irrumpieron en el hospital. Estos servicios también se han puesto a disposición de los cuatro trabajadores agredidos para que tomen acciones legales.

Barrosa también ha animado a los trabajadores sanitarios que sufren agresiones a que lo notifiquen para así “sacar más información para actuar”. Actualmente, el Sector Zaragoza III, que comprende 23 áreas de salud, sufre tres agresiones al mes, su mayoría de carácter verbal.

Los trabajadores piden “respeto” a la población

La presidenta de la junta de personal del Sector III, Mar Ramos, ha pedido a la población “respeto” y ha pedido a la Administración “los medios suficientes para que esto no se repita”. Ha solicitado a los suyos que denuncian para “ver una idea clara y que se pueda abordar de manera suficiente”. Mantendrán una reunión este jueves con el Salud para conocer más detalles de lo ocurrido.

Print Friendly, PDF & Email