La avenida Navarra tendrá menos calzada para coches, carril bici y aceras más anchas

Esta reforma dará respuesta a las grandes demandas que los vecinos venían haciendo desde hace años | Foto: Laura Trives

Un gran paseo arbolado con zonas de descanso, un carril bici segregado en la mediana, un carril menos para tráfico rodado a cada lado de la calzada y aceras más anchas. Así es como lucirá la avenida Navarra en su tramo entre avenida Madrid y paseo Calanda tras la reforma integral que dará comienzo en el primer trimestre del año que viene. El proyecto, que cuenta con una inversión de casi 4,8 millones de euros, responde en gran medida a las demandas que los vecinos de la zona llevan haciendo durante años.

“Pasamos de tener una carretera del siglo XX a un paseo arbolado del siglo XXI en el que el eje central de la calle van a ser los vecinos. El que ellos puedan disfrutar en zonas calmadas, en zonas arboladas donde la movilidad será mucho más tranquila, más silenciosa y más segura. Además, el comercio se verá reactivado con la ampliación de las aceras”, ha expresado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Este proyecto, aseguran desde el consistorio, se ha elaborado con la participación de las juntas de distrito de Delicias y Almozara y las asociaciones vecinales. En los próximos días el Gobierno de la ciudad lo sacará a información pública para proceder posteriormente a su aprobación definitiva y licitar la obra en el último trimestre de este año.

En total, se plantarán más de ochenta árboles de especies diferentes y 750 plantaciones arbustivas y florales. La vegetación se aprovechará también para integrar en la medida de lo posible los contenedores de basura, aprovechando diferentes especies para ocultarlos pero garantizando siempre el acceso a ellos. El diseño contempla también zonas de descanso y encuentro con bancos y sombra y con pavimentos que favorezcan el drenaje y el reaprovechamiento del agua de lluvia.

“En este diseño se han tenido en cuenta las características de cada una de las aceras en la calle. Hay una diferencia notable de soleamiento entre una y otra acera, por lo que las especies de arbolado que se han seleccionado estarían adecuadas a este tipo de emplazamientos”, ha explicado la jefa de proyectos de Ecociudad, Inma Subiri.

Reducción del espacio para coches en favor de la movilidad peatonal y ciclista

La nueva calle reducirá el espacio destinado a los vehículos e incorporará medidas para pacificar el tráfico. Así, pasará de tres a dos carriles de circulación por sentido, se eliminará el giro a la izquierda hacia la calle Iriarte Reinoso en sentido entrada ciudad y las zonas de carga y descarga se trasladarán a las calles perpendiculares. De forma complementaria, se permitirá el giro a la izquierda hacia la calle Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, en sentido entrada ciudad, para favorecer el desvío de tráfico no residente hacia la Avenida Ciudad de Soria.

Además, se ampliará el número de pasos de cebra, lo que contribuirá a ralentizar la velocidad de los coches y mejorar la seguridad vial de los peatones, que dispondrán de zonas de refugio entre las dos calzadas pensadas especialmente para los colectivos que caminan más despacio. En esta misma línea, un carril bici segregado de doble sentido discurrirá por el centro de la avenida y conectará con los de plaza de la Ciudadanía, Paseo Calanda y calle Rioja.

De forma complementaria, en este mismo tramo se procederá a la reforma integral de más de 2,4 kilómetros de tuberías, a la vez que se renovará todo el alumbrado con tecnología led más eficiente y dos tipos de farolas: unas de 4 metros de altura para iluminar las aceras y espacios peatonales y otras de 6 metros para las calzadas.

Print Friendly, PDF & Email