El nuevo Plan Aragonés para la Mejora de la Empleabilidad Joven estará dotado con 126 millones de euros

Este plan pretende revertir la delicada situación de desempleo juvenil presente en Aragón

El Gobierno de Aragón y los agentes sociales UGT, CCOO, CEOE y Cepyme han diseñado un nuevo Plan Aragonés para la Mejora de la Empleabilidad Joven (Pamej) para el trienio anual 2021–2023 dotado con más de 126 millones de euros. Esta segunda edición incluye hasta 41 medidas que persiguen el propósito de mejorar las oportunidades laborales de los aragoneses de hasta 35 años. Los tres principales ejes sobre los que se asienta están enfocados hacia la mejora de la empleabilidad joven y la oferta de una orientación personalizada, el fomento de su formación y acompañamiento hacia la inserción laboral, y el incentivo de su contratación y emprendimiento.

En primera instancia, la consejera de Economía del Ejecutivo autonómico, Marta Gastón, ha destacado la importancia de aproximar a los jóvenes al tejido productivo de la región. Y es que el nuevo plan pone especial énfasis en la empleabilidad como la “pasarela hacia la inserción laboral”. En este sentido, ha destacado como principal cualidad la flexibilidad, factor que permitirá adaptarlo y reorientar las medidas que sean necesarias en función de la evolución del mercado de trabajo. “El espíritu del plan guarda una certeza de que no puede ser rígido y no podemos dejar a un lado la flexibilidad durante tres años”, ha remarcado.

Como aspectos más relevantes del nuevo Pemaj, sobresalen el refuerzo de programas de orientación y de nuevas oportunidades adaptados, flexibles e innovadores, la apuesta por la formación especializada en digitalización, TIC, teletrabajo, economía circular y energías renovables, así como el incremento de la formación certificada para jóvenes de media o baja cualificación, o el fomento de la formación en consonancia con el empleo. “Queremos que la economía social sirva de impulso para la igualdad y el refuerzo del papel de los jóvenes a la hora de vertebrar el territorio”, ha expuesto la responsable en materia económica.

Este plan pretende revertir la delicada situación de desempleo juvenil presente en Aragón, más perjudicada si cabe por la pandemia. De hecho, de las 75.578 personas desempleadas en la Comunidad a finales de junio, 23.362 tenían 35 años o menos (30,9). Y en el último año se ha producido un fuerte aumento de los parados jóvenes de larga duración hasta alcanzar los 8.469 desempleados. En lo que respecta al nivel formativo, tan solo el 25,98% de los parados aragoneses de esa franja de edad cuenta con un nivel equivalente a Formación Profesional de grado medio o superior o formación universitaria, y el 20,9% solo dispone de formación primaria o inferior.

Innovación en las medidas 

El nuevo Pamej incorpora algunas medidas novedosas, entre las que figuran como más importantes la implantación de las denominadas Escuelas de Nuevas Oportunidades, dirigidas principalmente a jóvenes que hayan abandonado el sistema educativo o quieran enfocar su carrera hacia un nuevo sector profesional. Aquellos que deseen participar serán atendidos de manera intensiva y continua, adquiriendo y mejorando competencias transversales y técnicas a través de acciones formativas y con un refuerzo continuo de personal especializado.

Por otro lado, los Programas Innovadores para el Empleo permitirán desarrollar proyectos que atiendan las necesidades de los jóvenes desempleados, buscando su inserción laboral o su retorno al sistema educativo. Tendrán cabida programas enfocados a territorios o sectores productivos concretos, iniciativas centradas en ciertos colectivos de jóvenes en base a sus características, o procesos de intervención innovadores.

Además, el programa integral “Pro-Digital” tiene el objetivo de fomentar la formación en competencias digitales, nuevas tecnologías, robótica o industria 4.0, e incentivar mediante subvenciones la contratación de calidad y el emprendimiento de personas jóvenes formadas para que puedan trabajar en Aragón. “También se fomentará, a través de otro programa específico, la primera experiencia laboral de los jóvenes en una administración autonómica o local a través de contratos en prácticas, financiando los costes laborales de estos trabajadores”, ha adelantado Gastón.

En otros términos, la puesta en marcha del programa “Investigo” busca fomentar la contratación de personas jóvenes investigadoras por parte de organismos de investigación y difusión de conocimientos, universidades públicas, centros o parques tecnológicos o entidades privadas sin ánimo de lucro, junto con empresas que inviertan en investigación e innovación pertenecientes al sector público. En este caso, se procederá a subvencionar los costes laborales de las personas contratadas para desarrollar iniciativas en ocupaciones relacionadas con la sanidad, transición ecológica, economía verde o digitalización de servicios. “La idea es optimizar lo máximo posible todo lo que tengamos porque el futuro de nuestro tejido productivo pasa por los jóvenes”, ha expresado la consejera.

FP dual laboral y formación 

Asimismo, se prestará especial atención al fomento de la formación profesional dual en el ámbito laboral por medio de un plan integral de ayudas para desarrollar actuaciones de este tipo por parte de empresas y de los centros de formación colaboradores del Inaem.

Se ofrecerá también apoyo para la formación dirigida a obtener un certificado de profesionalidad y las ayudas para completar los gastos salariales derivados de los contratos de los jóvenes durante dicho periodo formativo. Y se ampliará la formación especializada en el ámbito digital y nuevas tecnologías de la información y comunicación con líneas específicas.

Notables resultados del primer Pamej 

Con el primer Pamej 2018-2020 se produjeron grandes resultados. Constaba de 35 medidas a las que se destinaron un total de 90,58 millones de euros. Se mejoró la empleabilidad de 58.633 jóvenes y se subvencionó la creación o el mantenimiento de 4.636 puestos de trabajo. “Ahora el reto no es otro que superar la cifra pasada, pero no podemos hacer ninguna estimación concreta”, ha manifestado Gastón.

Necesidad de cualificación 

Tanto el presidente de CEOE, Ricardo Mur, como el secretario general de Cepyme, Carmelo Pérez, el secretario general de UGT, Daniel Alastuey, y el secretario de Acción Sindical y Servicios Jurídicos de CCOO, Pablo Castillo, han acompañado a la consejera en la presentación del Pamej. Los cuatro representantes de los agentes sociales han coincidido en la necesidad de potenciar la cualificación en los jóvenes porque “es un drama ver cómo el 34% de los menores de 25 años se encuentran en desempleo”.

“Hay que orientar adecuadamente y, sobre todo, formar porque el reto de la transformación económica hará que la cualificación marque la diferencia”, ha explicado Mur. Mientras, Alastruey ha hecho hincapié en la importancia de enseñar a los jóvenes las herramientas de acceso al mercado laboral, qué es el trabajo, así como poner encima de la mesa una serie de medidas para estimular e incentivar dicho acceso al empleo. Por su parte, Pérez ha puesto el foco en que se debe instruir acerca de la realidad del mundo empresarial, y enseñar a las empresas que “los jóvenes son el futuro”. Por último, Castillo ha incidido en que, a pesar de la importancia de la empleabilidad y la cualificación, “todavía hay muchas otras patas en la lucha contra la precariedad que tienen que ponerse en marcha cuanto antes”.

Print Friendly, PDF & Email