El empleo volverá al nivel previo a la pandemia en el primer semestre de 2022 en Aragón

En julio, los datos apuntan a una recuperación casi completa, pero con unos 7.500 trabajadores en ERTE

La recuperación del nivel de empleo previo a la pandemia llegará a Aragón en el primer semestre de 2022, algo más lenta que la del PIB, que será en el último trimestre de 2021. En julio, los datos apuntan a una recuperación casi completa, pero con unos 7.500 trabajadores en ERTE. Las estimaciones de Ibercaja sobre la tasa de paro, siempre y cuando no se produzcan cambios en la población activa, son el 13,4% en la Comunidad para 2021 y del 11,2% para 2022.

La situación del mercado laboral es algo mejor de lo previsto. En el primer trimestre, atendiendo a los datos de la EPA, se produjo una reducción de la tasa de paro nacional en una décima, al 16%. Por otra parte, atendiendo a los datos de la Seguridad Social, en mayo en el país se habían recuperado unos 700.000 puestos de trabajo de los perdidos durante el confinamiento de primavera de 2020, si bien, faltarían 400.000 por restaurar, a los que habría que añadir algo más de 500.000 empleados que permanecían en ERTE.

Ibercaja ha presentado hoy el número 73 de la revista Economía Aragonesa. La Entidad mantiene sus anteriores previsiones de crecimiento para la economía española y aragonesa, así como para la evolución del mercado laboral para este año y para el próximo. Estas estimaciones recogen, por un lado, el avance en el proceso de vacunación ante el coronavirus, y por el otro, el incremento de contagios que está conllevando la nueva variante Delta de este virus, lo que devuelve la incertidumbre sobre la recuperación de los sectores más afectados por la crisis, como es el de servicios.

El director financiero de Ibercaja, Antonio Martínez, ha apuntado este martes que en Aragón “hemos sufrido un deterioro algo mayor que el conjunto de la economía española en el primer trimestre. Por fortuna, la mayor solidez estructural de la economía aragonesa hace que la caída acumulada respecto a 2019 sea menor en nuestra Comunidad que en el conjunto nacional”.

“En nuestra opinión, seguimos considerando esta crisis como coyuntural y así lo están demostrando las cifras. Los datos de los primeros meses del año fueron algo mejores de lo que esperábamos; por tanto, mantenemos las previsiones de crecimiento para 2021 y 2022 se alcanzarán los niveles de producción de la economía española y aragonesa previos a la pandemia en el primer semestre de 2022”, ha afirmado Antonio Martínez.

El director financiero ha añadido que “la mayor incógnita es saber si la mejora de la situación producida por la pandemia es definitiva o, por el contrario, asistiremos a una recaída a finales de este año, o incluso principios de 2022”. Así pues, ofrecen tres cuestiones clave para la recuperación económica: el control de la pandemia, afianzar la mejora de empleo y la utilización rápida y eficiente de los fondos europeos.

La economía española, una de las más afectadas

El responsable de Análisis Económico y Financiero de Ibercaja, Santiago Martínez, ha señalado también que el pasado año la economía aragonesa finalizaba con una recesión del PIB del -10,4%, según la Airef, y la española un -10,8%.

El comportamiento en el primer trimestre de 2021 se mantiene poco homogéneo entre las diferentes rúbricas de la economía española desde una perspectiva de demanda, cayendo el consumo privado y la inversión en construcción, mientras creció la inversión en bienes de equipo y propiedad intelectual.

Las comparaciones de evolución del estudio de este número se formulan teniendo en cuenta la media de 2019, eliminando así el efecto base. Aplicando este criterio, en el primer trimestre crecían el consumo público (5,6%), se consolidó la mejora de la inversión en propiedad intelectual y el desempeño de las exportaciones de bienes (-1,1%) y la inversión en maquinaria y equipo (-2,7%). En sentido contrario, empeoraron todavía más las exportaciones de servicios respecto a la media de 2019 (-50%) y también sus importaciones (-33,9%), así como la inversión en construcción (-16,9%).

Respecto a 2019, la facturación del conjunto del sector servicios cayó un -10,3% en el primer trimestre del año, aunque la relajación de las restricciones aplicadas en los últimos meses está permitiendo una incipiente mejora en cifras de ventas de hostelería y restauración.

La producción industrial creció un 1,2% en abril en España, siendo el mejor dato mensual desde julio de 2020 y recuperando, prácticamente, el nivel previo a la pandemia. Esta positiva evolución relativa respecto a otros sectores se debe a la recuperación de las exportaciones que en abril ya presentaban un crecimiento del 6,6% frente a la media de 2019, desde un -0,6% que supusieron en el primer trimestre de 2021, comparado también con la media de 2019.

La recuperación de la industria está siendo más rápida en Aragón que en el conjunto de España, ya que el buen desempeño de las exportaciones ha sido clave. Aunque ahora, “el problema está siendo la escasez de suministros, especialmente del sector de la automoción con los chips”, ha destacado Santiago Martínez. El sector del transporte en Aragón pesa en torno a un 20% en la producción y supone el 30% de las exportaciones de la Comunidad.

El sector inmobiliario, por su parte, está experimentando una rápida reactivación, superando las compraventas de viviendas los niveles de 2019, después del desplome sufrido en los meses de confinamiento y siendo un 2,2% superiores en el caso del primer trimestre de 2021 respecto al mismo periodo de 2019. Además, los precios de este activo no se han visto apenas afectados.

Artículos monográficos del número 73

La revolución del hidrógeno verde en la economía española, el acceso de las Pymes a los Fondos Europeos NGEU y la financiación en cascada como herramienta de innovación para la pequeña y mediana empresa son algunas de las cuestiones tratadas en el número 73 de la revista.

Bajo el título “Retos del hidrógeno verde para la economía española”, la directora de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros, Isabel Giménez, analiza la importancia de esta fuente energética, así como su elevado potencial de desarrollo futuro. Ofrece asimismo su visión sobre el predecible incremento de puestos de trabajo y la reducción del consumo energético que traerá consigo y describe, en contraposición, los problemas principales derivados del hidrógeno verde.

Manuel Vaca de Osma y Josefina Piñón, socio y senior manager de Mazars, respectivamente, ambos miembros del equipo de consultoría de Fondos Europeos, trasladan en su artículo titulado “El acceso a los fondos europeos NGEU de las Pymes “esenciales” en la recuperación del tejido económico”, la oportunidad sin precedentes que suponen estos recursos para fomentar la inversión, la innovación y reactivar la economía en nuestro país. Los autores plantean, asimismo, la necesidad de que las Pymes presenten proyectos “solidos, transformadores y alineados estratégicamente a los Planes de Recuperación” para poder acogerse a los fondos NGEU.

El monográfico “La financiación en cascada, herramientas de apoyo a la innovación en las Pymes. Ejemplos de financiación en cascada en Aragón”, ha sido elaborado por Marisa Fernández, gerente del clúster para uso eficiente del agua Zinnae, en colaboración con Francisca Medina, coordinadora del proyecto VIDA, y Carlos Lapuerta, gerente del clúster de salud de Aragón, Arahealth. Los autores exponen el fortalecimiento y crecimiento que en las pymes supone la financiación en cascada, sistema que facilita el acceso de estas empresas a los fondos europeos mediante intermediarios, como clústers o agrupaciones empresariales. Los autores ilustran esta teoría con distintos ejemplos de pequeñas y medianas empresas aragonesas.

Print Friendly, PDF & Email