Cinco detenidos por intentar llevarse a un bebé del Clínico tras ser retirada su custodia

El altercado tuvo lugar sobre las 15.30 horas del lunes

La Policía Nacional detuvo este lunes por la tarde a cinco personas, de la misma familia, por intentar llevarse a la fuerza de la sala de neonatos del Clínico de Zaragoza a la hija de una de ellos tras haberles retirado la DGA su custodia. Esta familia llegó incluso a agredir a personal sanitario, agentes y a una trabajadora del IASS.

La menor había nacido el pasado 24 de julio y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) había asumido su custodia al existir, según afirman desde el órgano, “indicios suficientes” para tomar esta decisión. La menor continúa ahora bajo tutela del Gobierno de Aragón.

Los cinco detenidos, vecinos de Tauste (Cinco Villas), acudieron sobre las 15.30 horas del lunes al hospital Clínico de Zaragoza y trataron de llevarse a la recién nacida por la fuerza. Tras agredir y amenazar a personal sanitario consiguieron entrar a la sala de neonatos donde llegaron incluso a coger por equivocación a un bebé que no era el suyo, devolviéndolo después.

El personal de seguridad del hospital avisó a la Policía Nacional, que acudió con una trabajadora del IASS y una unidad de la policía autonómica. Los miembros de la familia también agredieron a la trabajadora y a los agentes, incluso tirándoles al suelo.

Según la última actualización, los cinco detenidos continúan sin declarar en los calabozos. La familia de arrestados tienen 22 años (la madre), 46 años la abuela y dos varones de 55 y 24 años. Los cinco poseen antecedentes de los puestos de Ejea de los Caballeros y Tauste por delitos, sin especificar cuál tiene cada uno, de lesiones, amenazas e incluso homicidio doloso.

El COMZ condena la agresión

El Colegio de Médicos de Zaragoza (COMZ) condena y lamenta la agresión sufrida por profesionales sanitarios del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. La institución colegial recuerda que la violencia en el ámbito sanitario es una lacra que debe contar con el reproche de toda la sociedad, al tiempo que hace de nuevo un llamamiento sobre la urgente necesidad de adquirir plena conciencia sobre la gravedad de este problema y de seguir avanzando en la sensibilización social para combatirlo.

Asimismo, el COMZ insta a la Administración que adopte las medidas necesarias y concretas para garantizar la seguridad de todos los trabajadores sanitarios, tanto en los centros de salud, hospitales, como en la asistencia domiciliaria. Asimismo, anima a los colegiados a denunciar las agresiones ante el Interlocutor Policial y a notificar los incidentes en la institución colegial.

Print Friendly, PDF & Email