El 67% de los españoles afirma que prefiere una jornada laboral “flexible”

A raíz de la pandemia el teletrabajo ha aumentado en 12 puntos

Un 35% de la población activa española afirma no querer teletrabajar ningún día y un 18% preferiría hacerlo todos los días, sin embargo, el 67% señala que prefiere una “jornada flexible” que implicaría trabajar parte del tiempo en casa y el resto de forma presencial, según un estudio realizado por Ipsos en su plataforma online Global Advisor.

La encuesta, realizada a 12.445 trabajadores de 29 países entre el 21 de mayo y el 4 de junio de 2021, se centra en la opinión de la ciudadanía acerca de la vuelta al puesto de trabajo después de las vacaciones una vez alcanzada la inmunidad de grupo.

Concluye que la tendencia en todos los países —un 64%.a nivel global— es igual que la de España: tener una jornada flexible. La preferencia sería poder teletrabajar entre 2 o 3 días a la semana. En España la media son 2 días, lo que le sitúa entre los países que menos teletrabajo prefiere junto a países europeos como Bélgica, Francia, Países Bajos y Polonia.

Ipso destacó que antes de la pandemia España se situaba como el país europeo que menos teletrabajaba, solo el 13% de la población activa lo hacía. Actualmente, el teletrabajo en ha aumentado en 12 puntos a raíz de la pandemia, es decir, el 25% de la población activa trabaja desde casa al menos parte de su jornada laboral.

Sin embargo, en otros países como Países Bajos, Reino Unido y Suecia es en donde más ha aumentado el teletrabajo superando los 20 puntos de diferencia. Por su parte, es en Hungría, Polonia, Italia y Alemania donde menos cambios se han producido en este sentido, siendo la diferencia menor a 10 puntos.

El trabajo demuestra que, en general, la gente prefiere trabajar de forma presencial que desde casa tras la pandemia, En cuanto a la preferencia por la jornada mixta, se puede deber a distintos factores. En términos de productividad, el 65% afirma ser más productivo si tiene jornada flexible, un porcentaje que sube tres puntos (68%) en el caso de España.

Por su parte, el 38% de las personas entrevistadas a nivel mundial admite que en su casa es “difícil” ser productivo. Un 34% de la población activa española también lo declara, mientras que en Polonia, lo hace un 38%) y en Italia un 34%.

Otro de los motivos para querer volver de forma presencial al trabajo es estar cerca de los compañeros. Es así como un 52% de los encuestados afirma que “echa de menos” a sus compañeros, un porcentaje similar al de España (47%).

Por último, se evidencia que el teletrabajo propicia el “desapego” hacia el trabajo, un 37% de los encuestados a nivel mundial así lo declara, un 24% en el caso de España, que junto a Francia (24%) y Bélgica (23%) son los países europeos que menos lo perciben así. España se sitúa entre los países de Europa que más dice sentirse “quemado” con el trabajo desde que teletrabaja (29%), mientras que a nivel mundial, la cifra es de un 33%.

Print Friendly, PDF & Email