Los nuevos patinetes eléctricos compartidos de Zaragoza llevarán candado físico y digital

Ahora deberán estacionarse en aparcamientos geolocalizados para liberar las calles y aceras

El Gobierno de Zaragoza ha dado hoy luz verde a los pliegos para la explotación de hasta 1.200 patinetes eléctricos en la capital aragonesa. Cada empresa podrá optar a un máximo de 600 patinetes y a un mínimo de 400, y otorgarán licencias de 3 años más la posibilidad de uno de prórroga. La principal novedad, tal y como ha apuntado la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, es que estos deberán llevar un candado físico y otro digital.

“Tienen que tener por geoposicionamiento la seguridad de que están en un aparcamiento o no se desbloquearán. El usuario va a ser el principal interesado en llevarlo a un punto de aparcamiento. Entiendo que puede generar una molestia porque es más cómodo dejarlo donde quieran, pero es la única petición que hacemos a los usuarios, que sean cívicos y mantengan el orden en la ciudad”, ha explicado Chueca.

Está previsto que estos nuevos patinetes entren en funcionamiento en la primavera del próximo año y, según han apuntado desde el consistorio, “estos pliegos son un paso más en la consolidación de un servicio de movilidad sostenible compartida que se ha consolidado como medio de transporte personal”. Además, favorecerán “el objetivo de que Zaragoza se convierta en una ciudad con un balance neutro de emisiones en el año 2030”.

Aparcamientos y ubicaciones de los patinetes

Para el nuevo anclaje obligatorio que deberán realizar los usuarios para finalizar el trayecto en cada patinete, el Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Servicio de Movilidad Urbana, ya está desarrollando desde hace un año un plan para la implantación de aparcamientos en calzada especialmente destinados a bicicletas y patinetes, de manera que dejen de ser un obstáculo en las aceras.

Por otro lado, las empresas se comprometen, como mínimo, a dar servicio a las juntas municipales y vecinales de Actur-Rey Fernando-Parque Goya, Casablanca, Casco Histórico, Centro, Delicias, El Rabal, La Almozara, Las Fuentes, Miralbueno, Oliver-Valdefierro, San José, Santa Isabel, Distrito Sur, Torreo-La Paz, Universidad y Juslibol. En estas zonas deberán ubicar un número razonable de vehículos, con el fin de originar o descubrir nuevos focos de demanda, tanto dentro como fuera del área mínima operativa. De hecho, los licitadores deberán realizar un estudio de demanda desde el lanzamiento del servicio.

Premio a los abonos, los precios asequibles y la seguridad

Para la adjudicación de los pliegos, la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha reconocido que recibirán más puntuación aquellas empresas que presenten un mejor precio por minuto, así como aquellos que proporcionen un mejor precio por suscripción. Entre el resto de criterios, la seguridad y el confort de los propios vehículos también tendrá una gran importancia.

Asimismo, se valorará el importe económico destinado a la instalación de aparcamientos para VMP y a realizar campañas de buenas prácticas, seguridad vial y promoción de la movilidad sostenible, con un mínimo de 15.000 euros. También puntuarán las características técnicas que aporten seguridad adicional a los patinetes; la sostenibilidad en lo que respecta al ciclo de vida de los patinetes, el uso de vehículos eléctricos para las operaciones y el compromiso de integrar la totalidad de la plantilla con contrato indefinido.

Print Friendly, PDF & Email