Los accidentes laborales ascienden en Aragón por la precariedad y la falta de prevención de riesgos

El sector servicios es el que más accidentes laborales concentra

Los accidentes laborales han sufrido un incremento en Aragón en el primer semestre de 2021, en comparación con el mismo periodo del año pasado, debido a las condiciones precarias y a la falta de inversión en prevención de riesgos. Son más las personas que han sufrido accidentes leves y graves en sus puestos de trabajo, así como “in itinere”; aunque la mortalidad ha descendido. Zaragoza es la provincia aragonesa que más siniestros ha registrado, mientras que los sectores más afectados son Servicios e Industria.

Las cifras ascienden en lo que respecta a la cantidad de accidentes laborales que se han sucedido, sumando hasta 56 graves y 6.766 leves en la Comunidad. Esto se traduce en un incremento del 56% y del 31,1%, respectivamente. En cuanto a los accidentes ocurridos “in itinere”, es decir, aquellos que suceden en el camino de ida o vuelta al trabajo, la cifra asciende hasta los 1.024 en la Comunidad. Destaca que el 56,5% de estos los han sufrido mujeres, un total de 918 para ser exactos, frente a los 707 hombres (43,5%) a los que les ha sucedido.

Además, ocho personas han fallecido en sus puestos de trabajo en Aragón desde enero hasta mayo de este año, lo supone un descenso del 33,3% en comparación con el mismo periodo del año 2020, cuando hubo doce. “Ocho o doce son muchos, no tenía que haber ninguno. La gente no tiene por qué ir a morir al trabajo”, ha expresado el secretario de salud laboral y medio ambiente de Comisiones Obreras de Aragón, Luis Clarimón, durante la presentación del informe de siniestralidad de 2021. También ha recalcado que “el trabajo está para ganar un salario y tener una vida, no para dejársela en ello”, por lo que ha dicho que “esto es una sangría de personas que van muriendo y hay que poner fin a esta situación”.

Cabe destacar que, desde el año pasado, se han sumado a las estadísticas de siniestralidad los trabajadores autónomos y aquellos que han fallecido tiempo después de sufrir un accidente laboral, según ha explicado el secretario.

El sector con más accidentes es el de servicios

El sector servicios es el que más accidentes laborales ha acumulado desde enero hasta mayo de 2021 con un total de 3.594. Los casos leves aumentaron un 39,81% y un 43,75% los graves. Zaragoza concentró el 73% de los accidentes que se produjeron, el 15,3% sucedieron en Huesca y el 11,76% en Teruel.

La industria es el segundo sector más damnificado, los accidentes leves aumentaron un 14,08% y los graves en un 36,36%, sumando un total de 1.881. El 59,37% de los siniestros se produjeron en Zaragoza, el 18,15% en Huesca y el 23,7% en Teruel.

En el sector de la construcción los accidentes alcanzaron la cifra de 821, incrementándose los leves un 37,91% y los graves en un 150%. El 59,9% de los accidentes de se localizaron en Zaragoza, el 29,59% en Huesca y el 10,47% en Teruel. Por su parte, en la agricultura hubo 534 accidentes, lo que supone un incremento del 35,46% de los accidentes leves, ya que no ha habido ninguno grave. El 47,75% de los accidentes en el sector agrario se centran en la provincia de Zaragoza, en Huesca el porcentaje es de 38,5% y en Teruel del 13,67%.

Las pequeñas empresas sufren más accidentes mortales

En cuanto a los accidentes mortales, subieron en los sectores de la industria en un 2,97% y en los servicios en un 0,78%. Desde Comisiones Obreras aseguran que estos “terribles siniestros” se dan en empresas con una plantilla de 25 trabajadores o menos. “No suele haber representación sindical, no acude la inspección de trabajo y tampoco existe una cultura preventiva”, ha asegurado Luis Clarimón.

El tramo de edad comprendido entre los 45 y los 54 años, es el que más accidentes mortales comprende con un 62,5% y son los varones los que más los sufren. Influye también la temporalidad en estos fatídicos accidentes ya que el 37,5% de los fallecidos tenían una antigüedad en su puesto de trabajo de menos de un año y el 12,5% un contrato indefinido. “La experiencia y la formación en el puesto de trabajo son factores que ayudan a evitar los accidentes laborales”, ha afirmado Clarimón.

En 2020 el número de accidentes laborales mortales aumentó un 2% pese al parón de la actividad por la pandemia de Covid-19. Por lo que, una vez más, este informe revela dos tendencias claras. Por un lado, el deterioro de las condiciones de trabajo con una alta precariedad laboral y rotación de plantillas. Por otro, la falta de inversión en prevención por parte de las empresas. Ambas hacen que aumente el número de accidentes de trabajo en todos los sectores productivos de nuestra Comunidad.

Print Friendly, PDF & Email