Un nuevo recurso pedirá la ampliación de las subvenciones zaragozanas a la escuela pública

Las entidades firmantes han considerado que el acuerdo del patronato vulnera el derecho fundamental a la igualdad educativa

Las organizaciones de Fapar y FABZ, los sindicatos CCOO, CGT y las formaciones políticas de Zaragoza en Común, Podemos Zaragoza e Izquierda Unida han interpuesto un recurso contencioso administrativo contra el acuerdo del Patronato de Educación del Ayuntamiento de Zaragoza del pasado 20 de mayo, por el que se aprobó la convocatoria para la concesión de ayudas dirigidas al alumnado en situación de exclusión de centros escolares privados concertados. Las organizaciones han denunciado lo que consideran “una clara discriminación hacia el 67% del alumnado vulnerable de esta ciudad, escolarizados en las etapas de Infantil y Primaria de la Escuela Pública”.

Las entidades firmantes han considerado que el acuerdo del patronato “vulnera el derecho fundamental a la igualdad en relación con el derecho a la educación ya que, al incluir exclusivamente a alumnado de la privada concertada, concurre una distinción infundada o discriminatoria”. Por esta razón, han recordado que ninguna de las ayudas existentes hasta ahora estaba restringida a alumnado de la escuela pública o privada concertada, como tampoco lo están los PIEE ni Zaragalla. Por tanto, defienden que “no hay ninguna justificación para excluir al alumnado de la escuela pública de estas ayudas”.

El objetivo de este recurso, con el que se solicita una cautelar, es que se amplíen las ayudas al alumnado de la educación pública, eliminando la restricción del ámbito y beneficiarios de las mismas al alumnado de la escuela privada concertada. De este modo, si se admite esta cautelar, podrían solicitar las ayudas las familias tanto de la privada concertada como de la pública, salvaguardando el interés público, el de las familias y el del alumnado vulnerable de la escuela pública.

«Este tipo de ayudas que de una manera elitista y discriminatoria que ha sacado adelante el equipo de gobierno de la ciudad de Zaragoza lo único que hace es volver a discriminar de nuevo a la escuela pública», explica el representante de CGT, Kike García. De igual forma, la presidenta de Fapar Zaragoza, Pilar Castillo, añade «no nos tenemos que olvidar de que los españoles son todos iguales ante la ley independientemente de su nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social».

Hasta la fecha, aseguran el conjunto de asociaciones, las ayudas con finalidades sociales del Ayuntamiento se han destinado a todas las familias, independientemente de dónde estuvieran escolarizados sus hijos e hijas. Sin embargo, dicen «el pasado 29 de diciembre, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, firmó un protocolo general de actuaciones para la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza con la escuela privada concertada, a través del Patronato Municipal de Educación y Bibliotecas. El acuerdo contemplaba el desarrollo de actuaciones y medidas educativas y de atención social y familiar a través de financiación destinada a las familias con vulnerabilidad social, con el fin de que promovieran la inclusión y la integración del alumnado de las familias en los centros de enseñanza privados concertados».

Print Friendly, PDF & Email