ZeC exige la vuelta a la presencialidad de los Centros Municipales de Servicios Sociales zaragozanos

Critican que únicamente un 29% de las citas de los Centros Municipales de Servicios Sociales son de carácter presencial

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza denuncia que únicamente un 29% de las citas de los Centros Municipales de Servicios Sociales son de carácter presencial, más de un año después del inicio de la desescalada. Sin embargo, en algunos centros, apuntan, la atención presencial alcanza poco más del 15%.En esta misma línea, las visitas domiciliarias, fundamentales para la valoración de prestaciones domiciliarias y situaciones de riesgo de desprotección en menores, apenas suponen un 2% de las citas programadas.

“Ocurre también con las personas mayores que pueden expresar telefónicamente que necesitan un servicio de domicilio, pero hasta que un profesional no va a ese domicilio y valora si esta persona tiene barreras arquitectónicas o no puede realizar una actividad básica como el aseo, una valoración telefónica no es completo, sino parcial”, ha recalcado la concejal del grupo, Luisa Broto.

Esta situación critican “ha estado motivada por la política de servicios sociales de mínimos del Gobierno de PP-Cs que lejos de entender la excepcionalidad y lo esencial del trabajo de los servicios sociales decretó, desde el principio de la pandemia, el cierre de 13 de los 18 Centros Municipales de Servicios Sociales y mandó al 80% de los profesionales a sus domicilios sin medios de ningún tipo para desarrollar su trabajo de manera telemática”.

Por eso, critica Broto, “esta situación entra en directa contradicción con lo planteado por el ministerio de Derechos Sociales que apuntaba para la Fase 1 la apertura de los centros en horario establecido con cita previa, reservando una franja horaria o días para personas de riesgo”. Del mismo modo, el documento hablaba de “la apertura de de los centros y de la actividad, y progresiva vuelta a la normalidad”, en la Fase 3 de la desescalada, que comenzó el 8 de junio del año pasado.

Del mismo modo, también han querido recordar que estos servicios fueron declarados como “esenciales” durante la crisis, así como su disponibilidad para la prestación de tareas presenciales. En este sentido, esta situación no es “comprensible habiendo transcurrido un año desde que el consejero Ángel Loren anunciara la apertura de los centros con atención presencial”.

Una situación que tal y como asegurado desde el grupo, se ha visto “agravada por la implantación de la línea 900 que supone una barrera y un filtro que dificulta el acceso directo de la ciudadanía a los servicios sociales de manera telefónica”. Por eso, Broto ha exigido una vez más al concejal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, que a la mayor brevedad posible restablezca la normalidad de la atención presencial de manera inmediata y que elimine la actual línea 900”.

Lorén acusa a ZeC de manipular las cifras

Desde el consistorio zaragozano, sin embargo, han asegurado que los datos que han ofrecido no se corresponden con los datos actuales, sino con “estadísticas desfasadas de principios de año que se han ido normalizando a lo largo del segundo semestre”.

En cualquier caso, el concejal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, ha lamentado “este nuevo intento de desprestigiar el trabajo de los Servicios Sociales manipulando las cifras” y ha recordado que “gracias al esfuerzo de la plantilla, se está consiguiendo atender a las personas que más lo necesitan, incluso con las grandes dificultades generadas por la pandemia, utilizando las nuevas tecnologías y potenciando proyectos como la línea 900”.

Además, también han querido recordar que el Ayuntamiento de Zaragoza ha aumentado el presupuesto de Acción Social en 2021, “siendo el que más recursos económicos tiene en toda la historia de la institución y batiendo nuevamente un récord en la concesión de las ayudas de urgencia”.

Print Friendly, PDF & Email