La comarca del Aranda, una joya a descubrir en la parte más occidental de Aragón

El castillo de Mesones de Isuela.

La comarca del Aranda es bien conocida por la fama de su industria del calzado, una tradición que celtíberos, judíos, árabes y cristianos cimentaron a lo largo de los tiempos. Pero este territorio no es solo eso, y es que alberga numerosos tesoros por descubrir. Su patrimonio arquitectónico y artístico, junto a su valioso entorno natural, hacen de esta comarca un lugar mágico que ofrece actividades para todos los gustos.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán en este paraje en la cara oculta del Moncayo y por donde discurren los ríos Aranda e Isuela, un paisaje montañoso en el que se alzan la sierra de la Virgen, la sierra del Moncayo y la sierra del Tablado. Y si lo que buscan es agua en grandes cantidades, el viajero puede visitar el embalse de Maidevera -cerca del municipio de Aranda del Moncayo-, donde se puede pescar, hacer piragüismo o wind-surf. Además, esta comarca guarda un antiguo tesoro: el único alcornocal de Aragón, situado en la localidad de Sestrica.

Ruta senderista por la sierra de la Virgen

La sierra de la Virgen, ubicada al sur del Parque Natural de la Dehesa del Moncayo, alcanza una altura máxima de más de 1.400 metros y es un escenario perfecto para realizar senderismo, ya que cuenta con singulares rutas que recorrer a través de sus bosques de pinos, bien por terreno acondicionado o bien monte a través. Destaca sobre todo el ascenso al pico Cabrera, la cumbre más alta de la sierra. Durante la subida se pueden realizar diferentes paradas, tanto en el acogedor refugio como en la fuente de Valdejuén para reponer fuerzas y refrescarse. También es una buena zona para practicar el orniturismo y observar algunas de las especies de aves que vuelan por sus cielos; practicar escalada en sus paredes rocosas; recorrer en bicicleta sus caminos y realizar otros numerosos deportes de aventura.

Y en lo que a senderismo se refiere, cabe destacar la ruta por la Vía Verde, que parte desde Brea de Aragón y llega hasta Jarque del Moncayo, pasando por Illueca y Gotor. Este recorrido acompaña al río Aranda en su transcurso por estas cuatro localidades, un camino completamente llano que irradia belleza en cada paso. Un agradable paseo a la sombra de los chopos, escuchando el fluir del agua y, en ocasiones, cruzando el río por pequeños puentes de madera.

La Vía Verde en el tramo de Illueca a Gotor

Una ruta por el patrimonio arquitectónico del Aranda

Todos los municipios de la Comarca del Aranda guardan detalles de interés, configurando un catálogo monumental de primer orden. Entre sus joyas arquitectónicas destacan las imponentes fortalezas del castillo de Mesones de Isuela y el Palacio del Papa Luna en Illueca.

El majestuoso castillo-fortaleza de Mesones, declarado Monumento Nacional, data del siglo XIV y su objetivo era defender las fronteras del reino de Aragón de los ataques castellanos. El castillo se conserva hoy en día en el mismo estado en el que quedaron las obras inacabadas de hace siglos. Esta monumental construcción en Mesones de Isuela es única en Aragón, por su impresionante emplazamiento y por contener una de las armaduras decoradas más espectaculares del mudéjar aragonés, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El castillo-palacio del Papa Luna en lo alto de Illueca

Por su parte, el castillo-palacio de los Luna, también Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural, se alza sobre un espolón rocoso en lo más alto de Illueca. Aquí vio la luz don Pedro Martínez de Luna, el único Papa aragonés, que ejerció con el nombre de Benedicto XIII y fue conocido popularmente como el Papa Luna. Esta fortaleza mudéjar tiene su origen en 1390 y, tras su restauración, destacan las estancias conservadas de la Sala Dorada, cuyo nombre se debe al color dorado de su techumbre, y la Sala de la Alcoba, donde nació el Papa Luna. Desde lo alto del castillo se contemplan unas impresionantes vistas de la localidad de Illueca con la sierra de la Virgen de fondo.

Destaca también en la zona el Convento Dominico de Nuestra Señora de la Consolación en Gotor, renacentista del siglo XVI. Esta sólida edificación combina el sillar con la mampostería y en su interior se halla el crucero de la iglesia, el cual posee una decoración a base de yeserías gótico-mudéjares. En el convento se ha rehabilitado una sala con restos recuperados de los trabajos en el cenobio e incluso una momia de monje, magníficamente conservado. Actualmente el convento se encuentra semiderruido, pero todavía se puede apreciar su gran esplendor.

Vistas de Illueca desde la sierra de la Virgen

La comarca del Aranda cuenta con otros centros turísticos de interés como el Museo del Calzado en Brea de Aragón o el Centro Aratikos en Aranda del Moncayo, que muestra una exposición celtíbera. También llaman la atención las numerosas iglesias que se hallan en el territorio, cada cual más espectacular y peculiar.

Así pues, aquel que decida visitar este increíble lugar en la parte más occidental de Aragón, se encontrará con impresionantes enclaves donde disfrutar del rico patrimonio que alberga la comarca y todas las actividades que su entorno ofrece. Una escapada que no dejará indiferente a nadie.

Print Friendly, PDF & Email