Dos óleos sobre lienzo inéditos de los hermanos Bayeau enriquecen la muestra artística del Museo Goya

Los cuadros representan a Don Felipe de Palafox, conde de Montijo, y Doña Rafaela de Palafox, duquesa de Hijar. Foto: Laura Trives

Con colores vivos y vestimentas que hacen gala de la aristocracia a la que pertenecían los hermanos Palafox, los retratos de Don Felipe y Doña Rafaela de Palafox se suman ya a la riqueza artística del museo Goya. Son dos óleos sobre lienzo inéditos de los hermanos Bayeu que datan del siglo XVIII y que ya forman parte de la colección permanente del museo ubicados en la sala principal junto a la obra de Goya y coetáneos.

Los retratos del conde de Montijo y de la duquesa de Hijar, obra de Francisco y Ramón Bayeau respectivamente, presentan claras influencias del neoclásico Mengs en la forma del retratado, la técnica de aplicación de los colores y el modelado del rostro. Aunque estaban amarillentos y enranciados cuando su propietario pidió a los expertos una revisión en 2014 una sola ojeada a la factura de la cabeza y de las manos bastó para atribuir la obra a Francisco y Ramón Bayeu y no a Maella como se había creído en un primer momento.

«En una primera ojeada ya se podía atisbar que el retrato de Don Felipe de Palafox era obra de Francisco Bayeau y cuando revisé el de su hermana, Doña Rafaela de Palafox, pude ver que aunque era un retrato muy bueno no tenía la calidad del primero. Inmediatamente vi que efectivamente era uno de los primeros retratos que Ramón Bayeu había hecho durante su trayectoria artística», ha asegurado este miércoles en la presentación el autor del estudio histórico artístico de los cuadros, Arturo Ansón Navarro.

Los retratos formaron parte de la colección de retratos de los marqueses de Ariza. Después fueron parte de la propiedad de la familia Hijar, una de las ocho grandes casas nobles del Reino de Aragón y en 1930 pasaron a manos de los duques de Almazán. En 2008 pasaron ya a ser parte de una colección privada y ahora refuerzan la obra de los hermanos Bayeau en el Museo Goya.

Estos óleos forman parte de la recién inaugurada exposición «La estela de Corrado Giaquinto en España: de González Velázquez y Bayeau a Goya» un recorrido por el arte aragonés a través de 30 artistas. Esta muestra puede verse en el museo Goya hasta el 26 de septiembre.

«Contar con dos óleos inéditos de los hermanos Bayeu refuerza la intención y el interés del Museo Goya por dar visibilidad al arte aragonés» ha reconocido el director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig.

Su elegancia y suntuosidad hace de estos dos retratos inéditos un motivo más que suficiente para que visitantes y amantes del arte se pasen por el Museo Goya para enriquecerse con toda su muestra artística.

Print Friendly, PDF & Email