“Si hubiese profundizado más, habría lesionado la yugular y hablaríamos de muerte”

La Fiscalía pide para Fabio Miguel C.C. catorce años de prisión

Si no llega a ser por el conductor de la línea 53 y por otros vecinos de Miralbueno la joven que fue degollada con un cúter por su exnovio no habría contado el calvario que sufrió aquel día. Los forenses han determinado esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza que el acusado llegó a clavar el cuchillo a su expareja hasta doce veces. Una de ellas, a centímetro y medio de la yugular, algo que habría acabado con su vida.

“Si hubiese profundizado un poco más podría haber lesionado la yugular y estaríamos hablando de una muerte”, ha declarado uno de los forenses.

Este martes ha continuado el juicio a Fabio Miguel C.C. como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio y lesiones por los que la Fiscalía pide para él 14 años de prisión. En esta sesión, los forenses han determinado que la víctima estuvo en “un riesgo vital” aquel día.

Los forenses también han determinado que el acusado tuvo aquel día “mermada la capacidad de respuesta un 25 a 30%” por el consumo de drogas y alcohol que, aunque no aparecieron en las analíticas de sangre, sí que lo hicieron en las de orina. Por esta razón, los forenses han determinado que este consumo podría acarrear sobre el acusado una imputabilidad “leve o moderada”. Los especialistas también han relatado como el joven, una vez detenido, explicó con pelos y señales todo lo que acaba de ocurrir.

Print Friendly, PDF & Email