El PSOE se posiciona en contra del desalojo de Bodegas Almau para construir una plaza en su terraza

Bodegas Almau se quedaría sin su característica terraza si el proyecto sigue adelante.

El viernes pasado los vecinos de la calle Estébanes, ubicada en el Tubo, se levantaron con la noticia de que el Ayuntamiento quería crear una plaza pública en el terreno donde se ubican las terrazas de varios bares. La portavoz del PSOE, Lola Ranera, y el concejal socialista Horacio Royo, han visitado esta mañana a los dueños de uno de los locales afectados, Bodegas Almau, para mostrar su apoyo a hosteleros y vecinos y pedir explicaciones al Gobierno.

El Ayuntamiento afirma que la actuación está contemplada en el Plan General de Ordenación Urbana de desde 2010, pero el concejal Horacio Royo ha declarado que “lo que ha habido es una absoluta oscuridad. Nosotros nos encontramos el viernes pasado que el Gobierno había aprobado un cambio en la manera de urbanizar esta zona. Un cambio que tenemos que ver si está fundamentado jurídicamente, entre otras cosas porque ha sido muy sorprendente y, desde luego, ajeno a cualquier diálogo”.

El motivo que el Gobierno PP-Cs ha alegado para seguir adelante con el proyecto es la visibilidad de la torre de la iglesia de San Gil. Sin embargo, la portavoz del PSOE, Lola Ranera, ha comentado que “aunque se les eche a estos establecimientos, la torre San Gil va a seguir sin verse porque hay un edificio que no deja ver”. Además, ha remarcado que “no tiene ningún sentido que, de la noche a la mañana, estos comerciantes se enteren, por la prensa, que se les va a desalojar”. Por ello, quieren pedir explicaciones al consistorio y exigir una negociación tanto con los establecimientos afectados como con los grupos municipales. El PSOE considera que este es un tema que “parece una cosa pequeña, pero es un asunto de ciudad” debido a la importancia del Tubo como atractivo turístico de Zaragoza.

“Solicitamos al Gobierno, ya que siempre dicen que apoyan a los hosteleros y apoyan la restauración, que los apoyen de verdad, que se sienten, que negocien y que, por tanto, garanticen que establecimientos como Buisuan y Almau puedan seguir regenerando y siendo espacios prioritarios para la cultura en el Tubo”, ha finalizado Ranera.

Bodegas Almau

Uno de los afectados por el proyecto del Gobierno es la terraza de Bodegas Almau que perdería “la zona verde existente ahora y los muros de las casas que es lo que da gracia a las terrazas siendo un estilo tipo berlinés”, según Miguel Ángel Almau.

A ellos no solo les afecta como hosteleros sino también como vecinos. Sus principales preocupaciones en este aspecto son los ruidos y que se convierta en un espacio de botellones. Como hostelero, Miguel Ángel Almau ha contado que llevan “más de diez años explotando las terrazas, haciendo barrio, actos culturales desde el primer momento…” y que ha sido toda una sorpresa. De hecho, ha comentado que se reunieron con Urbanismo porque se les requirió que adecentaran el espacio, cosa que estaban dispuestos a hacer, pero no se les mencionó la construcción de la plaza.

Si el proyecto se lleva finalmente a cabo, Almau ha afirmado que solicitarían terraza, pero que ellos prefieren mantener el pintoresco aspecto actual por el que han recibido numerosos cumplidos.

Print Friendly, PDF & Email