El Rey traslada “la gratitud infinita” de toda la sociedad a los sanitarios que “antepusieron su deber a su seguridad”

Sus Majestades han presidido el segundo homenaje de Estado en recuerdo a las víctimas de la pandemia de la Covid-19

El Rey ha trasladado este jueves “el abrazo emocionado” y “la gratitud infinita” de toda la sociedad a los sanitarios que “antepusieron su deber a su seguridad” en la lucha contra la pandemia de Covid-19, en la que muchos perdieron la vida.

Felipe VI les ha dicho que, aunque “no existen palabras que de verdad consuelen la ausencia de un ser querido, España jamás olvidará a los ciudadanos que se enfrentaron a esta dura enfermedad. A todos los que fallecieron en soledad».

Así se ha expresado en el segundo homenaje de Estado en recuerdo a las víctimas de la pandemia de la Covid-19 y de reconocimiento al personal sanitario, que se ha celebrado este jueves en el Palacio Real, un año después del primero, un acto lleno de emoción contenida, presidido por los Reyes y al que han acudido todas las autoridades del Estado, los presidentes del Congreso y del Senado, el Gobierno, salvo el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska; los presidentes autonómicos, menos los de Cataluña, País Vasco y Extremadura, así como el líder de la oposición, Pablo Casado y los portavoces parlamentarios, menos el de Vox.

También ha expresado Felipe VI en su discurso que la pandemia “ha demostrado de un modo irrevocable lo necesaria que es la cooperación en todos los ámbitos de nuestra convivencia y que, frente a desafíos tan graves como este, la unidad es fundamental”.

Ha subrayado en varias ocasiones “el reconocimiento a nuestros sanitarios y a quienes desempeñaron funciones esenciales en los momentos más duros. A todos —mujeres y hombres— que, en los días más sombríos, antepusieron su deber a su seguridad, actuaron de acuerdo con su conciencia cívica y solidaria, y dieron lo mejor de sí mismos, aportando como profesionales todo lo que sabían y, humanamente, todo el coraje y la voluntad que pudieron”.

El Rey también ha hecho un llamamiento a las autoridades e instituciones a “mantener viva la memoria de lo sucedido; no permitir el olvido. Y esa memoria también se ejerce aprendiendo de todo lo vivido” . En este sentido ha invocado a la sociedad a “seguir cuidándonos y protegiéndonos para poder dejar atrás cuanto antes estos tiempos tan difíciles. Y en este esfuerzo, nadie puede quedar al margen, nadie debe permanecer indiferente. Seguimos luchando contra el virus y sus efectos sobre la vida, la salud, nuestra vida en sociedad, el trabajo y la actividad económica”.

La palabra esperanza también ha estado presente en el discurso del Rey asociada a las vacunas y a los nuevos tratamiento, que suponen “un impulso para vencer esta pandemia que nos ha puesto a prueba a todas las sociedades” y exhortó a la sociedad española a construir “un país mejor para las próximas generaciones”.

Print Friendly, PDF & Email