El Gobierno de Aragón da luz verde al Proyecto de Ley de Economía Social

Uno de los aspectos clave en los que se basa el proyecto son el reconocimiento, impulso y fomento de las entidades sociales de Aragón en todos los ámbitos de la sociedad

El Proyecto de Ley de Economía Social de Aragón ya ve la luz. El Consejo de Gobierno lo ha aprobado este miércoles, y próximamente lo remitirá a las Cortes para su tramitación parlamentaria. El objetivo de la nueva norma, elaborada en colaboración con el propio sector a través del Grupo de Trabajo de Economía Social, es fomentar este tipo de economía, regular y visibilizar el sector, y dar respuesta a la creciente relevancia de estas entidades. Todo ello, reconociendo su importante aportación a la sociedad e impulsando su capacidad de generar un modelo de desarrollo económico y social equilibrado y sostenible.

Uno de los aspectos clave en los que se basa el proyecto son el reconocimiento, impulso y fomento de las entidades sociales de Aragón en todos los ámbitos de la sociedad, con especial atención al educativo, al medio rural y al empleo, poniendo en valor este sector económico. Por otro lado, permite coordinar e instrumentar las políticas y medidas de apoyo, incluidas las económicas y las dirigidas a reducir progresivamente las cargas administrativas y burocráticas que dificultan la creación de empresas y entidades del sector. Unas políticas que, para lograr la máxima eficacia y eficiencia, se recogerán en el Plan Aragonés de Impulso de la Economía Social, que ya se está diseñando. Y como tercer pilar, la norma apuesta por integrar el sector, hasta ahora disperso, impulsando la creación del Consejo de la Economía Social de Aragón, que permitirá aportar soluciones al complejo panorama sociolaboral y estimular la dinamización del autoempleo y del emprendimiento enraizado en el territorio, teniendo como protagonistas a las personas.

La economía social engloba distintas actividades económicas y empresariales desarrolladas por entidades que se caracterizan por el respeto a valores comunes y cuyo motor principal no es la rentabilidad financiera, sino los beneficios para toda la sociedad. La necesidad de elaborar una norma con rango legal que dote de un marco normativo adecuado al sector ha quedado patente en los últimos años, ligada a la creciente importancia de cooperativas, asociaciones y fundaciones en la creación de empleo y en la resolución de problemas sociales.

Por ello, en la pasada legislatura ya se aprobó un proyecto de Ley de Economía Social de Aragón mediante acuerdo de Consejo de Gobierno de 21 de noviembre de 2018, que fue remitido a las Cortes. El proyecto de ley se hallaba en fase de tramitación parlamentaria cuando el Parlamento autonómico expiró su mandato sin que finalmente se aprobara.

Ya en la actual legislatura, ante la necesidad de aprobar una ley para este sector, el 12 de noviembre de 2019 se puso en marcha el Grupo de Trabajo de Economía Social para trabajar en la elaboración de un anteproyecto. En el grupo, además de distintos miembros del departamento de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, participan representantes de la Asociación de Economía Social de Aragón (Cepes), la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS), la Confederación Española de Empresas de Formación (Cecap), la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado, la Asociación Aragonesa de Cooperativas y Sociedades Laborales (ASES), el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), la Patronal Aragonesa de la Discapacidad (Padis), la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI), la Asociación Empresarial Aragonesa para la Discapacidad Intelectual (Aradis), el Observatorio Aragonés para la Discapacidad Intelectual y Parálisis Cerebral (OADI) y la Cátedra de Economía Social de la Universidad de Zaragoza.

Fomentar y difundir el sector 

El impulso de esta nueva ley se enmarca en la apuesta de la DGA por fomentar y difundir el sector en la Comunidad, que continúa creciendo tanto en materia de empleo como en el porcentaje del valor añadido bruto que representa. En Aragón existen algo más de 5.000 entidades de economía social, que representan cerca del 6% del total de empresas existentes en el territorio y dan empleo directo a alrededor de 20.000 personas (3,4% del empleo total aragonés). Estas entidades facturaron más de 2.500 millones de euros en 2019, y contribuyeron al desarrollo económico de Aragón generando un valor añadido bruto cifrado en más de 400 millones de euros, lo que supone el 1,2% del total territorial.

Dentro de esa apuesta por impulsar el sector, el Departamento de Economía, Planificación y Empleo trabaja ya en la puesta en marcha de un Plan de Impulso de la Economía Social y, recientemente, firmaba un convenio con la UZ para relanzar la cátedra de Economía Social y Cooperativas, que permitirá incrementar la investigación, formación y difusión en torno a este sector.

En materia de incentivos y ayudas, además de los concedidos a través del Inaem, las entidades de economía social son también las destinatarias del fondo de apoyo específico para ellas puesto en marcha a través de la sociedad pública Sodiar, al que pueden optar hasta finales de 2021 de forma ágil y telemática. También se establecieron como beneficiarias en las líneas de financiación Covid –prorrogadas hasta el 31 de diciembre- y de las ayudas directas para sufragar inversiones en materia de digitalización y medidas de protección puestas en marcha durante la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email