Un hombre acusa a su hermano de gastarse 70.000 euros del padre cuando vivía con él

La Fiscalía solicita al acusado 18 meses de prisión

Un hombre acusa a su hermano, S.M., de haberse gastado el dinero de su padre mientras convivía con él sus últimos años de vida. El acusado ha defendido que jamás se traspasó ese dinero y que nunca acompañaba a su padre al cajero. Sin embargo, esta opción no le ha parecido creíble a la Fiscalía y pide para S.M. 18 meses de prisión mientras que su hermano va más allá y quiere enviarlo tres años de prisión por administración desleal.

El padre, según ha defendido S.M., se trasladó a vivir a su casa en el año 2009 hasta el año 2017, en el que falleció. Un acto que habría realizado el anciano voluntariamente tras muchos años de convivencia parcial con el acusado, una vez que murió su esposa en 1999. Desde entonces, el mayor “era apto para decidir y hacer lo que pudiera y quisiera”. También ha negado que acompañara a su padre al cajero ya que, según ha afirmado, el hombre tenía su vida y la realizaba con plena autonomía.

Una versión que ha negado por completo la acusación, que ha defendido que su padre padecía Alzheimer y que “estaba totalmente impedido”. También ha desmentido que se fuera de forma voluntaria a la vivienda de S.M. “Cogió y se lo llevó a su casa. Mi padre no quería marcharse”.

La acusación ha afirmado que “llevaba muchos años sospechando y que se quedó sorprendido al ver los movimientos en las cuentas”, una vez recibió el testamento. Unos movimientos que, según la acusación particular, habrían ascendido hasta los 70.000 euros, la cifra que el hermano ha exigido al acusado como compensación si se demostrasen tales ilícitos.

Unas transacciones que han sido negadas por completo por S.M. que ha defendido que estos ingresos que denuncia su hermano se habrían realizado en la cuenta que posee de autónomo y que no corresponderían con nada relacionado con el dinero del padre sino con los pagos de materiales de su trabajo, un taller que compartía con su progenitor. Una decisión que ha quedado vista para sentencia esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email