Las algas crecen sin control en el Ebro a su paso por Zaragoza

La presencia de algas ha proliferado en el Ebro durante estos días de verano

Las algas vuelven a invadir el Ebro a su paso por la capital aragonesa un verano más. Desde el Ayuntamiento achacan este incremento de macrofitos a que es época de estiaje, al escaso caudal y a la falta de grandes crecidas que limpien el cauce.

El principal problema de esta proliferación de algas es el aumento de mosca negra que se produce en la ciudad. La responsable municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha recordado que debido a ello el Consistorio ha multiplicado la desinfección y el tratamiento contra este insecto a través drones.

“No podemos evitar una cuestión que es consecuencia del cambio climático y de que no ha habido riadas importantes en el río. Por lo tanto, se ha acumulado mayor número de algas que otros años. Lo que sí que podemos hacer es gestionar las consecuencias negativas y es en lo que estamos”, ha subrayado.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha reforzado los tratamientos con la utilización de drones que pulverizan larvicida entre los puentes de Piedra y Santiago. El tratamiento es inocuo para el resto de las especies.

Los vehículos no tripulados ayudan a esparcir el larvicida en aquellos puntos del río donde es complicado acceder con barca o donde no llega el tratamiento habitual con las motobombas.

Print Friendly, PDF & Email