Más de la mitad de los conductores españoles desaprueba el límite a 30 km/h en ciudad

El pasado 11 de mayo entraron en vigor nuevos tres límites genéricos de velocidad en las vías urbanas

El 54,3% de los conductores españoles desaprueba que desde el pasado mes de mayo el límite de velocidad haya bajado a 30 km/h en las calles de un único carril por sentido, mientras que un 39,6% respalda esa medida del Gobierno.

Esta es una de las conclusiones de una encuesta del Observatorio RACE de Conductores, realizada por el Real Automóvil Club de España a partir de 1.692 entrevistas a conductores españoles mayores de edad entre el 16 y el 21 de junio de este año.

El pasado 11 de mayo entraron en vigor nuevos tres límites genéricos de velocidad en las vías urbanas: 20 km/h para las calles de plataforma única de calzada y acera, 30 km/h para las de un único carril por sentido de circulación y 50 km/h para las de dos o más carriles por sentido (en este último caso, 40 km/h para los vehículos con mercancías peligrosas).

Esos límites suponen que la mayoría de las calles hayan rebajado el tope de 50 a 30 km/h (por ejemplo, el 80% de las calles de Madrid son de sentido único o de un carril por sentido). Los carriles bus o reservados para taxis u otros usuarios no cuentan en estas limitaciones genéricas. No obstante, se permite que los ayuntamientos puedan rebajar esos límites y subir excepcionalmente el de 30 a 50 km/h.

La encuesta del RACE indica que el 58% de los conductores considera que los nuevos límites urbanos de velocidad ayudarán a reducir los atropellos y el 56%, a disminuir los accidentes graves de tráfico. Por el contrario, el 62% señala que apenas incluirá en los niveles de ruido y el 68%, que no rebajarán la contaminación atmosférica.

El 78,1% de los conductores encuestados indica que esos límites urbanos no se respetarán y un 52%, que harán emplear más tiempo en sus desplazamientos.

Carreteras de pago

Por otro lado, la encuesta incluye un apartado sobre la intención del Gobierno de implantar un pago por el uso de vías de alta capacidad. El 51,1% de los conductores señala que usaría esas autovías o autovías sólo en casos concretos de necesidad; un 32,6% circularía por ellas aunque tuviera que pagar, y un 15,2% optaría por otras vías.

Además, un 46,7% de los conductores buscará rutas alternativas si se pone en marcha esa medida; un 31,5% seguirá desplazándose igualmente por autopistas o autovías aunque tengan que pagar, y un 20,0% modificará sus viajes y probablemente algunos viajes no los haga por esas vías.

Print Friendly, PDF & Email