ZeC pide explicaciones a la concejala de Vivienda por un “dudoso” proceso de selección

El portavoz de ZeC, Pedro Santisteve, cree "cuestionables" las bases del proceso de selección

El grupo municipal de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento de Zaragoza ha pedido la comparecencia de la Concejala de Vivienda, Carolina Andreu, para que explique el “dudoso” proceso de selección que ha llevado a cabo por el gerente de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda José María Ruiz de Temiño, para un puesto de Director Técnico, remunerado con 51.792 euros anuales.

Solo una persona de las diez que se presentaron a la convocatoria cumplió los requisitos establecidos para el empleo, algo “extraordinariamente fuera de lo común en la administración local”, según ha apuntado el portavoz, Pedro Santisteve.

Zaragoza en Común ha advertido de las «grandes dudas» que despierta el proceso, más cuando la única persona que pasó la prueba «es un excompañero de trabajo del gerente de Zaragoza Vivienda, con el que coincidió laboralmente 14 años, siete de ellos en la empresa Ingennus Urban Consulting y otros 7 años en Arquitectura Urbanismo y Gestión».

“Consideramos que puede haber un claro conflicto de intereses por la relación personal y laboral que han mantenido el Director Gerente con el director técnico, hechos éticamente reprobables”, ha expresado Santisteve.

Para el portavoz, estas actitudes van en la línea “de lo que hemos visto desde la llegada al Gobierno del Partido Popular y que hemos comprobado en los últimos días con las operaciones urbanísticas con implicación de la familia del señor Azcón o los convenios con entidades presididas también por familiares del señor Lorén.

Por estas razones, la formación pedirá a la concejala de Vivienda que explique la necesidad de crear este puesto de director técnico y solicitará información del proceso de selección llevado a cabo para la incorporación del mismo para esclarecer cualquier duda.

Unas bases «cuánto menos, cuestionables»

Zaragoza en Común ha solicitado la comparecencia de la concejala para arrojar luz sobre este proceso, por el que se ha cubierto uno de los tres puestos temporales creados a partir de la modificación de vacantes de auxiliares administrativos, convertidas en jefaturas superiores.

Para el portavoz de la formación, las bases son “cuanto menos cuestionables administrativamente”, por exigir requisitos muy específicos de experiencia laboral y formación que no van asociados a la categoría del puesto de trabajo, como una titulación en idiomas, de un nivel B1.

En concreto, la plaza de Director Técnico está remunerada con 51.792 euros anuales y su función consiste en coordinar las áreas de Patrimonio, Proyectos y Rehabilitación, al que se le atribuye una clasificación laboral de A2, a pesar de tener que dirigir a licenciados/as y titulados/as superiores de nivel A1, “algo que no tiene sentido en la administración pública, lo que nos genera aún más dudas sobre la creación de esta plaza”, ha señalado el portavoz.

La formación también ha criticado la composición de la comisión de selección, formada por el propio gerente, nombrado a sí mismo presidente de la misma a través de una instrucción. Las otras dos personas que componen esta comisión de selección son profesionales con experiencia en otros campos, a pesar de que en la plantilla de Zaragoza Vivienda se encuentra personal con conocimiento y formación en esta materia. Además, el director Gerente tiene reservada una valoración de 5 puntos sobre 10 en la fase de la entrevista.

Asimismo, en la convocatoria de esta plaza no se especificó en qué consistía la prueba teórico-práctica (qué tipo y número de preguntas o modo de puntuación), tan solo informando del valor de la prueba, de 50 puntos.

Según ha denunciado la formación, el gerente de la sociedad tomó la decisión de sacar esta plaza de forma unilateral, sin la negociación preceptiva con los representantes sindicales y con un mero dar cuenta en el consejo de administración de la sociedad, sin llevarlo a su aprobación. “No se acreditó ni la urgencia ni la necesidad de creación de estas plazas”, ha señalado Santisteve.

Zaragoza en Común ha advertido de que esta decisión de crear tres nuevos puestos de carácter temporal en una plantilla con una elevada temporalidad, de entorno el 40%, tal y como ha señalado el último informe del Tribunal de Cuentas. También “conlleva un claro aumento de los costes de la plantilla”, en un momento en el que el gerente “ha pedido recortar gastos para rebajar la deuda de la sociedad”, ha expresado Santisteve.

Para Zaragoza en Común es imprescindible que el Ayuntamiento y por ende las sociedades municipales respeten el principio de igualdad, mérito y capacidad para el acceso al empleo público, recogidos en la Constitución y que afectan a los principios vertebradores de las Administraciones Públicas (objetividad, servicio al interés general, eficacia y legalidad).

“Solo podemos hablar de una Administración Pública orientada hacia los intereses generales y no a los de partido cuando el personal es seleccionado con las garantías constitucionales”, ha expresado Santisteve.

El Gobierno de Zaragoza defiende la legalidad del proceso de selección que cuestiona ZeC

El Gobierno de Zaragoza ha defendido la legalidad del proceso de selección que ha puesto en cuestión Zaragoza en Común, asegurando que este este proceso, al igual que todos los procesos de selección de personal que se realizan en el Ayuntamiento de Zaragoza, cuenta con todos los informes de legalidad.

Según fuentes municipales, las bases del proceso se prepararon por el personal técnico de Zaragoza Vivienda y fueron supervisadas por el área jurídica. En su desarrollo se pidió la colaboración, además, de la unidad técnica del Área de Recursos Humanos del Consistorio.

«Es completamente falso que el proceso haya favorecido a ningún aspirante tal y como sugiere ZeC», resaltan en un comunicado.

La concejal delegada de Vivienda, Carolina Andreu, ha asegurado que la convocatoria se envió a todos los Colegios Profesionales y que los principios de publicidad, igualdad, mérito y capacidad se han cumplido y respetado de una manera estricta y rigurosa. Además, recuerda que los grupos políticos tuvieron conocimiento y pudieron resolver sus dudas sobre las modificaciones en la plantilla de Zaragoza Vivienda durante el Consejo de Administración de la sociedad municipal del pasado mes de marzo.

Andreu pide a los grupos de la oposición que no cuestionen el rigor del trabajo técnico de los trabajadores de Zaragoza Vivienda y que si tienen alguna duda sobre el proceso de selección, en vez de difundir difamaciones, acudan a los tribunales.

Print Friendly, PDF & Email