Zaragoza contará con una nueva plaza abierta de 500 metros cuadrados en El Tubo

La zona donde irá la plaza abierta se utiliza actualmente para terrazas de hostelería

El Área de Urbanismo y Equipamientos ha decidido impulsar este espacio que hoy en día está ocupado en exclusiva por terrazas de hostelería y lleva más de diez años paralizado.

El Consistorio ha decidido emprender la regeneración, asumiendo la responsabilidad de la gestión y de la urbanización, que luego repercutirá en los propietarios del ámbito.

La intervención sobre la calle Estébanes, se centrará fundamentalmente en la zona situada entre la calle Libertad y la confluencia con las calles Cinegio y Ossau, con una sustancial ampliación del ancho de calle en la mayor parte de su trazado.

Se creará así una nueva plaza en su tramo central que permitirá el esponjamiento de la vía, generando dos parcelas de uso residencial a ambos lados de la plaza, lo que supondrá revitalizar la zona pero también cerrar las medianeras y patios interiores que hoy se ven de las edificaciones del entorno.

“La ejecución por el Ayuntamiento de la urbanización supone un coste de unos 130.000 euros que posteriormente se repercutirán sobre los propietarios del ámbito que son, en definitiva, quienes deben soportarlo aunque no hayan mostrado interés en impulsar el desarrollo en los últimos diez años. Es decir, se trata de una actuación por sustitución”, ha señalado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano.

Además, la iniciativa “contribuirá a una mejora sustancial en la puesta en valor del patrimonio cultural, pues forma parte del entorno del Bien de Interés Cultural de la Iglesia de San Gil, lo que contribuirá a la regeneración de ese espacio y a la disposición de este BIC y su mejora visual”, ha añadido Serrano. En los mismos términos, la creación de la plaza va a permitir poner a la luz el edificio catalogado de Interés Arquitectónico que se sitúa en el lindero norte del ámbito.

La ejecución material de las obras, tendrá lugar tras la aprobación del Proyecto de Urbanización, cuya redacción se encuentra muy avanzada, y la licitación pública de las obras, estimando que las mismas podrían comenzar a finales de este ejercicio 2021. En el ámbito comercial, la nueva configuración urbana de la vía y la dotación de una plaza va a permitir el descongestionamiento de una zona con una elevada ocupación y una nueva distribución del espacio público.

La ordenación del Área de Intervención G 1-1 estaba incluida en el PGOU aprobado con carácter definitivo en junio de 2001. Entre los objetivos de la ordenación se encontraba la ampliación de los espacios públicos, creando una plaza desde la cual se tendría vista y se dotaría de acceso y adecuadas condiciones de salubridad al edificio renacentista, catalogado de Interés Arquitectónico en el lindero norte del área.

El plazo fijado para presentar el proyecto de reparcelación fue de dos años en razón de la urgencia otorgada a la urbanización de esta zona. Pese a la aprobación definitiva de la reparcelación en noviembre de 2010, a fecha de hoy no se había completado la urbanización de esta área.

Por ello, dada la situación descrita y la ubicación del área en pleno conjunto histórico y en las proximidades de la iglesia de San Gil, Urbanismo ha considerado justificada la sustitución del sistema de actuación de compensación por el de cooperación, a fin de que el Ayuntamiento pueda impulsar la urbanización y propicie la incorporación efectiva al viario público de esa nueva plaza ordenada sobre suelo que desde 2010 es de su propiedad.

Plano donde se indica la ubicación de la nueva plaza de Zaragoza
Print Friendly, PDF & Email