Una circulación anómala en El Frasno delata que transporta a Holanda más de 300 kilos de marihuana

La furgoneta con el material intervenido

Una patrulla de Tráfico de la Guardia Civil observó, el pasado día 7, un vehículo que circulaba con aparente exceso de peso en la A-2, a la altura de El Frasno (Zaragoza). Una vez interceptado el vehículo, su conductor manifestó que transportaba “mercancía propia” desde Marbella a Holanda. Los agentes percibieron un fuerte olor a marihuana lo que les motivó a inspeccionar la carga que transportaba, descubriendo que llevaba más de 300 kilos de esta droga ocultos en maletas.

Tras la apertura de una de las maletas comprobaron que en su interior había varios paquetes con envoltorio de plástico transparente conteniendo una sustancia marrón compatible con hachís. Ante estos hechos, la Guardia Civil procedió a su detención y traslado a dependencias de la Guardia Civil de La Almunia de Doña Godina, donde se realizó una inspección más exhaustiva de la carga, hallando diez maletas y 52 sacos que contenían hachís y marihuana.

De la instrucción de diligencias y continuación de la investigación se hizo cargo el Equipo de Policía Judicial de La Almunia de Doña Godina quienes, tras el pesado de las sustancias intervenidas estas arrojaron un total de 187,49 kilogramos de hachís y 161,36 kilogramos de marihuana. Por estos hechos fue detenido este varón de 50 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Fue puesto a disposición judicial tras su detención, decretándose su ingreso en prisión.

Ocho gramos de cocaína intervenidos en Tarazona 

Por otra parte, en la tarde del día 6 julio, durante un punto de verificación de la seguridad ciudadana establecido por la Guardia Civil de Tarazona, en la N-122, los agentes dieron el alto a un turismo para su identificación, comprobando en este momento que circulaba con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) caducada desde el mes de mayo.

Tras ser informado el conductor del motivo del control, le solicitaron que descendiese del vehículo a fin de comprobar que no portaba armas ni sustancias estupefacientes en su interior, momento en el que observan un bulto extraño en la zona inguinal. Tras realizarle un registro corporal superficial le fue intervenido un paquete de papel que contenía tres envoltorios con un polvo blanco en su interior. Tras ser preguntado por esta sustancia, esta persona comunicó que se trataba de aproximadamente diez gramos de cocaína y que ésta era de su propiedad.

Por estos motivos, este varón de 47 años y vecino de Tarazona, fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. Fue puesto a disposición judicial en la mañana del día 7 de julio, decretándose su libertad. Una vez pesada y sometida esta sustancia a la prueba indiciaria de drogas (Narcotest), esta dio positivo a cocaína arrojando un peso de 8,8 gramos.

Print Friendly, PDF & Email