La UE aprueba el Mecanismo Conectar Europa, que repartirá fondos al eje Sagunto-Teruel-Zaragoza

El eje Madrid–Valencia–Sagunto–Teruel–Zaragoza correspondiente al Corredor Mediterráneo contará con nuevos fondos europeos

El Parlamento Europeo ha aprobado el reglamento por el que se establece el Mecanismo Conectar Europa (CEF, por sus siglas en inglés), con una dotación financiera para sectores digital, transporte y energía de 33.710 millones de euros, para el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2027. De esta manera, el eje Madrid–Valencia–Sagunto–Teruel–Zaragoza correspondiente al Corredor Mediterráneo contará con nuevos fondos europeos.

Según explicó el Ministerio de Transportes, Agenda Urbana y Movilidad, el CEF 2021-2027 destinará el 60 % de su dotación financiera total a objetivos climáticos, en consonancia con el propósito de la Unión Europea de integrar de forma transversal las acciones por el clima en las políticas sectoriales y en los fondos.

En concreto, para el sector del transporte se destinan 25.807 millones de euros, de los cuales 12.830 son procedentes de la rúbrica «Inversiones estratégicas europeas» del marco financiero plurianual 2021-2027 y 11.286, transferidos del Fondo de Cohesión, únicamente para los Estados miembros que pueden optar a financiación de dicho Fondo. Además, 1.691 millones tendrán el objetivo de adaptar parte de la RTE-T para un doble uso de las infraestructuras de transporte con vistas a mejorar la movilidad tanto civil como militar.

En el sector del transporte, las acciones que podrán optar a recibir apoyo financiero de la Unión al amparo del nuevo reglamento son las relativas a redes eficientes, interconectadas, interoperables y multimodales para el desarrollo de infraestructuras ferroviarias, de carretera y de vías navegables interiores y marítimas; actuaciones para una movilidad inteligente, interoperable, sostenible, multimodal, integradora, accesible y segura desde los puntos de vista operacional y físico; y acciones o actividades específicas de una acción, de apoyo a partes, nuevas o ya existentes, de la RTE-T adecuadas para el transporte militar, a fin de adaptar la RTE-T a las necesidades de las infraestructuras de doble uso.

De los 12.830 millones de euros a los que pueden optar propuestas españolas, un 60% irá destinado para las acciones relativas a unas redes eficientes, interconectadas, interoperables y multimodales, de los cuales 1.560 millones de euros se asignarán prioritariamente y de forma competitiva para la finalización de los principales enlaces ferroviarios transfronterizos pendientes entre Estados miembros que pueden optar a financiación del Fondo de Cohesión.

El otro 40% irá para las acciones relativas a una movilidad inteligente, interoperable, sostenible, multimodal, integradora, accesible y segura desde los puntos de vista operacional y físico.

Por lo que respecta a los porcentajes de cofinanciación, para los estudios, el importe del apoyo financiero de la Unión no excederá del 50% de los gastos subvencionables totales, y para obras en el sector del transporte, el importe del apoyo financiero de la Unión no excederá del 30% de los gastos subvencionables totales, aunque se establecen una serie de excepciones en las que el porcentaje de cofinanciación podrá incrementarse hasta un máximo del 50% (por ejemplo, nuevas tecnologías e innovación).

Asimismo, el nuevo reglamento recoge la configuración de los Corredores de la Red Básica de transporte, así como una lista de enlaces transfronterizos predeterminados de la Red Global, que contarán con mayores posibilidades de financiación dentro de los créditos destinados a la RTE-T.

Según destacó el ministerio, el nuevo reglamento europeo supone una importante ampliación de los Corredores Europeos en España, al incorporar a Galicia, León, Asturias, Huelva, Teruel, Navarra, La Rioja, Baleares y Canarias.

En concreto, las nuevas secciones incorporadas a los Corredores Atlántico y Mediterráneo que afectan a España son, en el Corredor Atlántico, los ejes Gijón–León–Valladolid; A Coruña–Vigo– Ourense–León; Zaragoza–Pamplona/Logroño–Bilbao; y Tenerife/Gran Canaria–Huelva/Sanlúcar de Barrameda–Sevilla–Córdoba.

En el Corredor Mediterráneo, se incluye el eje Madrid–Valencia–Sagunto–Teruel–Zaragoza y se añade Palma de Mallorca–Barcelona/Valencia al ramal costero del Corredor en España. Asimismo, los corredores incluirán en España las conexiones a todos los puertos pertenecientes a la Red Básica que actualmente no lo tienen, como Gijón, A Coruña, Huelva, Las Palmas, Tenerife y Palma de Mallorca.

Print Friendly, PDF & Email