La Guardia Civil de Huesca investiga una trama de manipulación de cuentakilómetros en coches usados

El hombre restaba entre 80.000 y 100.000 kilómetros de los coches para hacerlos más atractivos a la hora de venderlos.

Un vecino de Utrera (Sevilla), de 41 años, está siendo investigado por la Guardia Civil de Huesca por manipular el cuentakilómetros de tres vehículos de segunda mano. Se trata del administrador de una empresa dedicada a la compraventa de automóviles usados, y se le acusa de un presunto delito de estafa.

La investigación corrió a cargo de agentes del Grupo de Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca. A partir de informaciones recibidas se pudo constatar que el investigado adquiría los vehículos antes de haber sido presentados a la primera Inspección Técnica de Vehículos (ITV), para evitar un registro oficial de kilómetros en las bases de datos de la DGT.

Se pudo acreditar la manipulación de los kilómetros de varios vehículos vendidos por la persona investigada, tras cotejar documentación aportada por los primeros propietarios de los automóviles (historiales de mantenimiento, facturas de venta, etc.) con los datos aportados por la DGT. También se pudo comprobar que dicha manipulación tuvo lugar durante el tiempo que el investigado fue titular de los coches y que el objetivo era revalorizar su precio de venta, para que pareciera que tenían menos uso y hacerlos más atractivos en el mercado de ocasión.

Los kilómetros restados oscilaban entre los 80.000 y los 100.000 suponiendo un riesgo grave para la Seguridad Vial porque el nuevo propietario desconoce el desgaste de piezas fundamentales que pueden afectar a la seguridad.

Los agentes contactaron con los actuales propietarios de los vehículos afectados, ubicados en distintas provincias del territorio nacional, para tomarles declaración, ponerles en conocimiento de la posible estafa sufrida e informarles de sus derechos como perjudicados.

Print Friendly, PDF & Email