JIM-Torrecilla, una amistad sinónimo de éxito

JIM y Torrecilla han cumplido todos los objetivos cuando han ido de la mano. Foto: Real Zaragoza

La buena relación entre Miguel Torrecilla y Juan Ignacio Martínez es palpable en el seno del Real Zaragoza. A pesar de que el club se encuentra sumido en un proceso de compraventa y no se pueden ejecutar llegadas, ambos se encuentran tranquilos. Y tienen derecho a estarlo, porque cada vez que JIM y Torrecilla han trabajado juntos, la temporada ha terminado de forma exitosa.

Es el propio Torrecilla quien explica esa amistad. “Cuando trabajas con un entrenador por cuarta temporada, no tienes que estar alimentando la relación. Es de confianza y consolidada”, asegura el director deportivo de la entidad. Antes de volver a los entrenamientos, ha querido darle al míster “un periodo de expansión tras meses muy duros”. “Ha tenido que sacar lo menor de él para lograr objetivo para el que se le contrató”, declara.

Este año se enfrentan a una misión diferente a la que asumieron cuando ambos entraron en la entidad. Por eso, JIM le pide una plantilla para optar a lo más grande. “Me transmite ambición, que hagamos las cosas lo mejor que podamos y que, cuando firmemos, lo hagamos seguros”, apuntala el director deportivo. Un aspecto en el que de nuevo ambos coinciden es la importancia de trabajar “la calidad humana” para confeccionar el equipo.

A nivel personal, Torrecilla explica que JIM está ansioso por volver a La Romareda. “Tiene unas ganas locas de enganchar a la afición con el objetivo que se merece”, asevera. Cuando llegaron, apenas podían aspirar a la salvación, pero ahora tienen tiempo para hacer algo grande. Es el momento de JIM y de Torrecilla.

Los éxitos, en temporadas

Siempre que el pack JIM-Torrecilla se ha juntado en un equipo, este ha tenido éxito. Coincidieron por primera vez en el Cartagena, en la temporada 2005/06. Pusieron al conjunto murciano en la cabeza de la clasificación, alzándose con el título del grupo IV. El problema estuvo en que, finalmente, no pudieron poner la guinda del ascenso.

Ya en el fútbol profesional, el Salamanca fue el equipo donde ambos se volvieron a ver. En la segunda campaña de la escuadra en la categoría de plata, entre los dos ubicaron al conjunto castellano leonés en la séptima posición de la tabla. Ahí se acabaría esta relación, pero el Real Zaragoza les esperaba.

De todos es sabido que el conjunto maño salvó la categoría haciendo números de equipo que pelea por ascender directamente. El reto ahora es lograrlo desde la jornada 1 y ampliarlo hasta la 42. Y si es necesario, un poco más hasta finalizar el playoff. El Real Zaragoza ya prepara la temporada con la vista puesta en lograr el asalto a Primera.

Print Friendly, PDF & Email