El repunte entre los jóvenes amenaza a la franja de 60 a 67 años pendiente de la segunda dosis

Unos 40.000 aragoneses serán inmunizados próximamente ante la oleada de repuntes entre jóvenes

Las personas enmarcadas en la franja de los 60 a 67 años que aún no han recibido la segunda dosis de AstraZeneca ya podrán solicitar cita para vacunarse de manera completa a partir del 14 de julio. Se pretende evitar el aumento de los casos por Covid en este grupo, ya que muchos son padres y madres que residen en el mismo domicilio que sus hijos, y la población joven es ahora el principal foco del repunte de contagios en la Comunidad.

De esta manera, se adelantará su segunda inoculación de doce a ocho semanas cambiando la fecha por medio de la web y la aplicación de Salud Informa. Así lo anunció este miércoles el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, para el que “proteger a este segmento de edad nos urge porque todavía existe riesgo de contagio”. Por tanto, unos 40.000 aragoneses serán inmunizados próximamente ante la subida de casos que viene dándose durante los últimos días.

Además, el avance de la variante india Delta encierra otro de los grandes peligros para dicho grupo etario. En torno al 35% de los positivos registrados en el día de ayer en Aragón corresponden a esta cepa, más transmisible que la británica y un 60% más contagiosa. De hecho, en hasta cuatro comunidades (Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y Navarra) este linaje del virus ya es mayoritario. “Suscita especial preocupación la llegada de turistas ingleses en verano a nuestro país, puesto que en Reino Unido hay una gran presencia de la variante Delta”, explica el veterinario y director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola. En este sentido, teniendo en cuenta que tanto aragoneses como extranjeros suelen decantarse por la costa catalana y valenciana como destinos vacacionales, la propagación podría producirse con mayor facilidad.

Por otro lado, desde el Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza (COMZ) advierten del riesgo que conlleva la rapidez en la expansión del virus, que puede derivar en “mayores posibilidades de mutaciones, algo que resulta una incógnita a día de hoy”. Según su presidenta, Concha Ferrer, la movilidad territorial, así como los vínculos y relaciones con personas de diferentes círculos sociales, “hacen que la transmisión se expanda de una manera casi imparable”.

Seguimiento de los rebrotes comunitarios 

En otro sentido, tal y como manifestó este mismo miércoles la consejera de Sanidad, Sira Repollés, el hecho de que los rebrotes actuales sean comunitarios y no importados posibilita un “mejor seguimiento de los contagiados y de sus contactos”. No obstante, reconoce que, al no estar focalizados en un área concreta y sí en diferentes puntos de las tres provincias aragonesas, el peligro de que se contagie a mayor gente entraña una “dificultad evidente”.

Por esta razón, las labores de rastreo se antojan fundamentales. Ahora, según explicó la responsable en materia sanitaria, se está desplegando un “cribado masivo” incrementando el número de contactos relacionados con cada caso, que pasa a ser de 20. Asimismo, se considera “contacto estrecho” a toda persona que haya estado vinculada en un mismo espacio con el individuo contagiado durante los días precedentes. También adelantó que se pondrá en marcha un dispositivo para controlar a las personas que comparten algún momento en el ámbito del ocio nocturno y otro tipo de establecimientos.

El propio Badiola confía en que la inminente vacunación de los jóvenes entre 15 y 24 años sea rápida y efectiva, permitiendo convertir el disparo de los casos por Covid de la última semana en un “fenómeno pasajero”. Para ello, la administración de dosis, que en la Comunidad siempre ha ido por buen camino, “resulta vital”.

En esta línea, el director general de Salud Pública adelantó en el día de ayer que Aragón inoculará en torno a 84.000 vacunas durante la próxima semana, dando ahora más prioridad a las segundas dosis que a las primeras. El porcentaje de aragoneses que han sido vacunados con al menos una dosis roza el 60%, mientras que la cifra porcentual de aquellos que han recibido ya la pauta completa se sitúa en casi el 46%.

Print Friendly, PDF & Email