Los directivos señalan en ADEA que es “una necesidad” seguir invirtiendo en I+D+i

Actualmente en Aragón se destinan en torno a 500 millones de euros en I+D+i

La jornada “Impacto de la I+D+i en la economía de Aragón: modelos innovadores de financiación”, que ha tenido lugar este miércoles a cargo de ADEA en colaboración con la empresa experta en Mecenazgo Tecnológico Kaudal, ha tratado de analizar el potencial de Aragón en materia de I+D+i, así como de valorar diferentes formas existentes para que las empresas puedan financiar proyectos tecnológicos y de impacto social a través del mecenazgo, obteniendo además una rentabilidad fiscal y un mecanismo sólido para potenciar su RSC. La cita se ha celebrado en el Hotel Híberus bajo estrictas medidas sanitarias y también se ha podido seguir en streaming.

El evento ha contado con expertos en innovación en las empresas e instituciones, y ha estado moderado por el jefe de Economía de Heraldo de Aragón, Luis Humberto Menéndez.

A partir de la perspectiva del entorno académico como pieza fundamental en la I+D+i, ADEA ha querido remarcar en esta jornada la importancia de la colaboración públicoprivada para impulsar la transferencia de investigación al mercado y su desarrollo dentro del entorno empresarial, así como la necesidad de atraer más inversión privada para alcanzar los niveles necesarios de I+D+i que permitan convertir a España en un país altamente tecnológico e innovador.

El presidente de ADEA, Salvador Arenere, y el consejero delegado de Kaudal, Manuel García-Sañudo, han sido los encargados de dar la bienvenida.

En primer lugar, Arenere ha profundizado en la situación de la I+D+i en Aragón. “Siempre es buen momento para organizar una jornada que incentive la financiación en investigación, desarrollo e innovación”, ha afirmado, reiterando que esta jornada “persigue conocer vías de financiación innovadoras que recogen ese espíritu innovador desde el punto de vista financiero que las empresas necesitan para sacar adelante sus proyectos”.

“La inversión ha aumentado de manera sostenida en los últimos años, pero la situación es mejorable, España está por detrás de muchos países y se encuentra en la posición 18 en inversión respecto al PIB”, ha lamentado Arenere, detallando que, en el caso de Aragón, “estamos en un 0,9% del PIB. Nuestra Comunidad tiene alto potencial tecnológico y prueba de ello es la presencia en la jornada de ponentes que son una referencia en el sector, a nivel nacional e internacional. Pese a estar lejos del 2%, hay un ecosistema que propicia poner encima de la mesa el incremento de la inversión”.

Por su parte, el consejero delegado de Kaudal, Manuel García-Sañudo, ha comenzado su intervención asegurando que invertir en tecnología y desarrollo “es una necesidad”. “La velocidad a la que va el mundo no nos permite reposar mucho tiempo en una misma tecnología y, de igual manera que ser los primeros no garantiza el éxito, ser los últimos sí garantiza todo lo contrario”, ha incidido. “Pertenecemos a un grupo tecnológico de empresas y hemos visto la necesidad de acercar la inversión privada al mundo de la I+D+i, creando nuevos canales para que el dinero llegue a las empresas que están haciendo esta innovación, lo que nos va a permitir estar en ese mundo de constante cambio al que nos tenemos que enfrentar”.

Tras ellos, ha sido el turno del vicepresidente del Gobierno de Aragón y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, que ha asegurado que “queda bastante camino por recorrer, es cierto, pero también hay mucha innovación oculta y a nosotros nos preocupa que no se refleje en las estadísticas. En muchos casos tenemos que trabajar con la desgravación fiscal o en la ayuda en la contratación de doctores”, ha explicado.

El consejero de Industria ha explicado que actualmente en Aragón se destinan en torno a 500 millones de euros en I+D+i, “pero para llegar al 2% del PIB hay que hacer un esfuerzo, aunque es una ambición necesaria para no perder competitividad como región porque hay proyectos espectaculares e innovadores en todos los campos”. “Hay que conseguir ver cómo sacamos fondos para esos proyectos, que son apasionantes si somos capaces de meter a empresas aragonesas”, ha dicho.

Foto de familia de los participantes de la jornada

Conferencia inaugural y mesas

La jornada ha contado con expertos en innovación en las empresas e instituciones, como César Dopazo, profesor Honorario de la Universidad de Zaragoza, que ha realizado la conferencia de apertura de la sesión. En ella ha dejado claro que “cualquier plan estratégico que no una conjuntamente la innovación y la empresa privada es un error”.

Tras hablar sobre el desarrollo, en el que ha dejado claro que “hay que centrarse en unos pocos objetivos”, ha tratado el sector del conocimiento que, a su juicio, “debe tratarse como un sector de actividad económica con beneficios a diferido”. “Los planes estratégicos del plan del conocimiento en industria son inexistentes y se han de plantear objetivos claros e inversiones a medio y largo plazo”, ha dicho, concluyendo que “la interacción entre el sector de la educación y la innovación es mejorable, debe hacerse un análisis del retorno de la inversión y la rentabilidad que tiene para el país la inversión en educación”.

Tras las ponencias iniciales han tenido lugar dos mesas especializadas. En la primera mesa, bajo el tema “Empresas innovadoras en Aragón”, ha intervenido María López, CEO de BitBrain; Esther Borao, directora del Instituto Tecnológico de Aragón – ITAINNOVA; Óscar López, director del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón, y Sergio López, CEO de Grupo Hiberus Tecnología, quien ha coordinado la mesa.

Todos ellos han compartido impresiones sobre el entorno profesional en el que se mueven, sus necesidades, aspiraciones o “piezas” que deben mejorarse. Sergio López ha recomendado, durante su intervención, “buscar el apoyo de la Administración en sus inicios, como a nosotros nos apoyaron cuando empezamos con Iritec”. Por su parte, María López ha aseverado que “el emprendimiento, además de en las escuelas, se enseña desde la educación en la familia, dejando que los niños se equivoquen, que aprendan y que descubran el mundo”. Óscar López, por su parte, ha apostado por la “especialización, más que por ser buenos en todo” y Esther Borao ha aportado por la creación de ecosistemas, la formación e intercambios de conocimiento para impulsar la innovación. Todos han coincidido en la dificultad que existe muchas veces, para encontrar el talento necesario.

Algunos de estos aspectos también han sido debatidos en la segunda mesa que ha tratado sobre “Modelos innovadores de financiación”. Esta ha contado como participantes con Rosa Planelles, directora de Área de Proyectos de I+D+i de Kaudal; Paloma Cabello, especialista en inversión alternativa, y Pilar Molinero, directora gerente en Instituto Aragonés de Fomento.

Cabello ha asegurado que “hay muchas oportunidades en el contexto privado” y que “las empresas con proyectos innovadores deben tener una estrategia y saber qué quieren hacer, pero, sobre todo, conocer qué instrumentos existen para llevarlo a cabo”.

Las ponentes han coincidido en el papel “crucial” de la financiación para impulsar la I+D+i en empresas o en instituciones. Así, Planelles ha asegurado que “cualquier empresa que no innova, muere. La innovación es inherente al desarrollo empresarial” y ha explicado que, desde Kaudal, “venimos de un grupo que hace tecnología y por eso entendemos bien las necesidades de las empresas tecnológicas”.

Pilar Molinero ha asegurado que “queda camino por recorrer, pero tenemos los instrumentos necesarios. La oportunidad es ahora y es el momento idóneo para impulsar la tecnología y la I+D+i”.

ADEA ha organizado esta jornada en colaboración con Kaudal, compañía puntera en Mecenazgo Tecnológico especializada en la financiación del ecosistema de la I+D+i en España a través de inversión privada colaborativa. Este año, la compañía ha puesto en marcha Orbita.k, un programa de convocatorias cuyo objetivo es atraer proyectos de I+D+i e impulsarlos a través del Mecenazgo Tecnológico.

A la cita han asistido presencialmente 79 directivos, representantes de empresas e instituciones tecnológicas, y cerca de 200 personas la han seguido de forma virtual.

Print Friendly, PDF & Email