Aragón da marcha atrás en la desescalada y cierra los bares a las 23.00 horas

Se prohíbe otra vez el consumo en barra en espacios interiores

Cambio de rumbo brusco en la situación sanitaria aragonesa. Los repuntes diarios, con 628 nuevos contagios de Covid en la última jornada, han provocado que Aragón regrese a la Fase 2 a partir de este viernes. Y es que no se producía una cifra tan alta desde el 2 de febrero. El ocio nocturno, que había ampliado recientemente su horario hasta las 3.00 horas, vuelve a dar un paso atrás, permitiéndose su apertura tan solo hasta las 00.30 horas. El acceso será posible hasta las 00.00 horas, con un aforo del 50% en interiores (seis personas por mesa) y del 100% en terrazas (diez integrantes).

En cuanto a la hostelería (bares, restaurantes y cafeterías), se procede a su clausura a las 23.00 horas con las mismas condiciones de aforo que en el ámbito del ocio nocturno (50% en el interior y 100% al aire libre). Además, queda de nuevo prohibido el consumo en barra.

En lo relativo a bodas, bautizos y comuniones, se permitirá un tope de 120 personas, así como la obligatoriedad de listados de asistentes. Para los eventos multitudinarios, se establece un máximo de 1.000 personas en espacios abiertos y de 500 en interiores, respetando siempre la distancia de seguridad. Para locales comerciales, gimnasios, lugares de culto y piscinas (sin mascarilla), se mantienen las mismas medidas, con el 75% del aforo.

A pesar de que la desescalada venía adquiriendo el ritmo deseado a finales de junio ante la notable bajada de casos y la disminución de hospitalizaciones, los datos más recientes han caído como un jarro de agua fría, trastocando los planes a corto plazo que tenía en mente el Departamento de Sanidad.

Disparo de la incidencia 

Los positivos se han quintuplicado en menos de una semana y la incidencia se ha disparado hasta los 198 casos por cada 100.000 habitantes a catorce días, el doble que hace diez. En lo relativo a las provincias, Teruel es ahora la más afectada con 217 contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, cuando durante los tres últimos meses había sido un referente en todo Aragón con motivo de las bajas cifras. Por su parte, Zaragoza tiene una IA de 193,7 casos, siendo la provincia con una media inferior, aunque creciendo en 40 puntos en las últimas 24 horas.

Con estas nuevas restricciones, el Ejecutivo autonómico pretende evitar una posible saturación de los centros de salud y una presión hospitalaria como ya sucedió meses atrás. La idea de la consejera en materia sanitaria, Sira Repollés, es poder volver temprano a una nueva flexibilización de las medidas, confiando en la vacunación acelerada de los rangos de edad entre los 15 y los 24 años. Esta población no vacunada puede poner en riesgo a aquellas personas en la franja de los 60 a los 70 años que todavía no han recibido su segunda dosis de AstraZeneca.

Contactos sociales entre jóvenes 

El motivo de los repuntes apunta directamente a los estrechos vínculos y contactos sociales entre jóvenes, colectivo que está notificando la mayoría de los positivos tras la apertura del ocio nocturno, los viajes de fin de curso y la eliminación del uso obligatorio de la mascarilla en exteriores. De hecho, el tramo de edad de los 20 a los 24 años acumula una tasa de incidencia récord de 1.111 casos por cada 100.000 habitantes a siete días. Mientras, la incidencia del segmento entre los 15 y 19 años alcanza los 706 contagios, y la de la franja de 25 a 30 años llega a los 336 positivos.

La responsable de Sanidad ha explicado que se está llevando a cabo una intensa estrategia de rastreo, considerando ahora contacto estrecho «si se ha compartido cualquier espacio en días anteriores». Se está realizando un «cribado masivo» aumentando el número de contactos identificados en cada caso, pasando a ser ahora de 20. «En las próximas fechas se pondrá en marcha un dispositivo de control para personas que comparten espacios en el ocio nocturno y otro tipo de establecimientos», ha adelantado.

Según Repollés, la curva ha experimentado un “ascenso explosivo que no habíamos tenido desde la tercera ola correspondiente a las no Fiestas del Pilar”. El índice reproductivo se sitúa a día de hoy en 1,77, y “hay visos de que continúe incrementándose”. En esta última jornada, se han realizado 3.654 pruebas PCR, con una tasa de positividad del 17,19% (subida de 13,08 puntos porcentuales en una semana). El 82,4% de los casos se relaciona con la franja de edad de los menores de 34 años. De ese porcentaje total, un 64% corresponde a personas entre 15 y 24 años.

Este mismo miércoles se reúne el Consejo Interterritorial para analizar la situación a nivel nacional y debatir acerca de las posibles vías de actuación. Algunas autonomías ya han tomado medidas serias al respecto, incluso se ha propuesto volver a imponer un toque de queda, aunque “es por el momento inviable dado que tendría que decretarse un nuevo estado de alarma”, ha expuesto Repollés.

Print Friendly, PDF & Email