La Seguridad Social supera por cuarta vez en la historia de Aragón los 587.000 afiliados

Los sectores en los que más se ha notado dicho descenso mensual del paro son el industrial y los servicios

Dosis de optimismo y positividad en el Gobierno de Aragón tras notificar un descenso en el número de parados por cuarto mes consecutivo, habiéndose producido una caída de 3.401 personas sin trabajo respecto a mayo (4,31%). Además, la de junio se trata de la primera cifra con diferencia negativa en la variación interanual, con una disminución de 882 parados en comparación con junio de 2020. Además, el dato más importante, según la propia consejera de Economía, Marta Gastón, es que la Seguridad Social ha alcanzado las 587.821 afiliaciones, un número histórico que tan solo se había logrado en tres ocasiones anteriores.

Fue en junio de 2008 y en junio y julio de 2019 cuando se superó la barrera de los 587.000 afiliados, por lo que supone una nota muy significativa en relación con la creación de empleo directo. Asimismo, ha habido 10.793 afiliaciones más que en el mes de mayo, y se 17.448 más que hace exactamente un año. “Ahora mismo somos la tercera autonomía que más empleo genera, tan solo por detrás de Baleares y Castilla-La Mancha”, ha expuesto la responsable en materia económica.

Los sectores en los que más se ha notado dicho descenso mensual del paro son el industrial (caída del 6%) y servicios (caída del 4,94%). De hecho, el mayor descenso en términos absolutos se produce con la actividad que generan los servicios de comidas y bebidas (hostelería). Por el contrario, los dos colectivos que ven incrementadas sus cifras interanuales de paro son agricultura y sin empleo. Por géneros, el 39,79% de los parados son hombres y el 60,21% mujeres.

Paro juvenil y parados de larga duración 

El colectivo juvenil –hasta los 35 años de edad-, acumula el 30,9% del total, llegando hasta las 23.362 personas, un número “todavía inquietante” aunque ha descendido ligeramente en comparación con mayo. Preocupan especialmente los parados de larga duración, “un elevado porcentaje que se sitúa en el 51,9%”, implicando a un total de 39.267 individuos. No obstante, Gastón confía en reducir dicha cifra ahora que Aragón ha entrado en Fase 1 y hay menos restricciones.

En la Comunidad aragonesa, durante el mes de junio se sumaron 33 ERTE y 2 ERE. En el primer caso, siete corresponden a la industria y 26 al sector servicios, siendo además ocho de ellos presentados por fuerza mayor y los otros 25 pertenecientes a los denominados ETOP (causas económicas, técnicas, organizativas y de producción). Estos ERTE afectan a un total de 711 trabajadores. Por otra parte, ambos ERE corresponden a la provincia de Zaragoza dentro del sector industrial y a un total de nueve trabajadores.

En lo referente a los autónomos, se han presentado 5.203 solicitudes de prestación, con 3.602 expedientes resueltos de manera favorable, “una cifra bastante menor que la que correspondía al mes de mayo”.

Gastón se ha mostrado visiblemente contenta por los buenos datos y la tendencia positiva, aunque reconoce que ciertos colectivos como los parados de larga duración “siguen requiriendo especial atención”. Augura un buen mes de julio ante el avance de la vacunación y el descenso de los contagios, esperando “alegrías” en el ámbito económico.

En última instancia, ha adelantado que todavía están a la espera de la fecha para la celebración de la Conferencia Sectorial del Ministerio de Trabajo, que tuvo que posponerse a pesar de estar prevista para el 30 de junio. “Las diferentes comunidades conoceremos de forma oficial las líneas y destinos para el uso de los fondos Next Generation en materia de empleo. Una vez recibamos esta información, podremos poner en marcha el Plan de Empleo Joven, previsto para el año 2022”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email