Un empleado de una residencia de Malón saquea a sus ancianos desde joyas y dinero hasta medicación

En la inspección se localizaron joyas, cuchillos, material clínico, medicación y dos décimos de lotería

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tarazona ha detenido a un trabajador de una residencia de Malón (Zaragoza) por robar en múltiples ocasiones a los ancianos a los que cuidaba. El detenido, de 38 años, saqueó desde joyas y dinero en efectivo hasta la medicación que se les suministraba a los mayores. No solo eso, este varón también se llevó material de uso clínico, mascarillas, guantes o cortauñas e incluso varios respiradores.

El día 19 de abril el director de una residencia de ancianos de Malón presentó una denuncia por un robo ocurrido en el interior del centro en el que fueron sustraídos numerosas joyas y 8.300 euros en efectivo. Tras inspeccionar el lugar se pudo determinar que el autor de este robo accedió al inmueble a través de una ventana del despacho del director y se llevó las joyas y el efectivo una vez obtenida la llave de la caja fuerte donde se guardaban, por lo que se sospechó que podría haber sido cometido por una persona que conocería a la perfección tanto el centro como la ubicación de la caja fuerte y el lugar donde se guardaba la llave para su apertura.

La Guardia Civil logró obtener la identidad del presunto autor de los hechos, un empleado de la residencia con domicilio en Cascante (Navarra), motivo por el que se realizó un registro en dicha vivienda el pasado 22 de junio.

En la inspección del domicilio se localizaron numerosas joyas y bisutería, tres cuchillos de cocina, diverso material de uso clínico (guantes de nitrilo, mascarillas, respiradores, cortaúñas, vendas, etc), medicación que se suministraba a los residentes del centro y dos décimos de lotería. Efectos que se correspondían con los robados en la residencia.

Además se localizó una cartera con documentación personal que tras las gestiones realizadas resultó pertenecer a un varón que sufrió un robo en el interior de su domicilio en Cascante, así como un pasaporte a nombre de una mujer que también fue sustraído en otra vivienda de la misma localidad. En el registro también se intervino una tarjeta sanitaria de una residente del centro que falleció hace unos meses.

Por todo lo anterior el empleado, un varón de 38 años y nacionalidad española, fue detenido por un presunto delito de robo con fuerza en las cosas además de imputarle otros dos delitos de robo cometidos en las viviendas de Cascante. La Guardia Civil continúa con la investigación para determinar el origen de otros efectos hallados en el domicilio del detenido, sobre los que no pudo acreditar su lícita procedencia, para determinar si provienen de otros hechos delictivos.

Print Friendly, PDF & Email