Guitarte ve “lamentable” el acuerdo por los trenes y Lambán asegura que se acomoda a la demanda

El Gobierno de Aragón alcanzó un acuerdo con el Ministerio de Transportes este martes en el que se elimina la financiación de las líneas ferroviarias Teruel-Valencia y Zaragoza-Lérida

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, reprochó este miércoles al presidente Pedro Sánchez que sustituir las líneas de trenes por taxis es lo contrario del acuerdo entre el Ministerio de Transportes y el Gobierno de Aragón, que decidieron sustituir el tren por autobuses o taxis, en diversas frecuencias en las relaciones Teruel-Valencia o Monzón-Lérida.

“Parece que la negociación no era si manteníamos los trenes sino quién pagaba el autobús o el taxi. Es lamentable”, espetó, y añadió la posición de Teruel Existe exponiendo que “nosotros queremos un tren convencional que articule los territorios, que sirva de columna vertebral, de Teruel, de Aragón y de la España Vaciada”.

Este acuerdo ha provocado gran revuelo entre los ayuntamientos de las localidades afectadas, ya que los trenes desaparecerán y los usuarios no podrán utilizar este medio de transporte. Para solventar esa carencia, el Gobierno autonómico prevé instaurar un nuevo sistema de movilidad que se “acomoda a la demanda” y que sea “mejor” que el actual. El presidente de la Comunidad, Javier Lambán, ha calificado este jueves el acuerdo de “excelente”, aunque ha afirmado entender el malestar entre los alcaldes por la noticia.

El Gobierno de España plantea, según ha explicado Lambán, un reajuste en la movilidad de todo el país, no solo en Aragón, pero eso no quiere decir que se esté cometiendo algún tipo de “trenicidio”. De hecho, se trata de que la movilidad se “acomode” a principios de sostenibilidad, comodidad y calidad en la prestación de servicio para los usuarios. Asimismo, el presidente ha hecho hincapié en que parece “bastante difícil” de explicar que se mantengan trenes en los que apenas viajan dos personas diarias por tren, costando a todos los contribuyentes “muchísimo dinero”. Así pues, no se trata de suprimir el servicio a los ciudadanos, sino de ofrecerles uno “incluso mejor” del que tienen en este momento, pero que sea sostenible desde el punto de vista económico y acomodado a la demanda que ese servicio tiene, la cual ahora mismo es muy reducida.

Javier Lambán se ha mostrado convencido de que con el paso del tiempo los alcaldes estarán satisfechos con el acuerdo. Además, ha apuntado que desde el Gobierno de Aragón y el Ministerio hablarán con los alcaldes para tratar de incorporarlos al proyecto y negociar con ellos. “Estoy seguro de que participando ellos en el diseño del servicio y acomodándolo perfectamente a la demanda y a sus necesidades, no solo no saldrán perdiendo, sino que saldrán ganando”, ha declarado el presidente autonómico.

Por último, ha destacado que el Gobierno de Aragón no asiste a este cambio con “resignación” sino con “ilusión”, ya que se pretende mejorar sustancialmente la calidad del servicio de cara a los usuarios, acomodarlo a la demanda y hacerlo sostenible en el tiempo.

Print Friendly, PDF & Email