Largas filas en el Banco de España de Zaragoza en el último día para cambiar pesetas

La mayoría no han acudido antes "por dejadez".

Hoy termina el plazo para cambiar las pesetas en el Banco de España de Zaragoza. Muchos zaragozanos han apurado hasta última hora para cambiar todas esas monedas sueltas que les quedaban por casa. Desde bien pronto, jóvenes y mayores esperaban en una fila que daba la vuelta a la esquina de Plaza de España.

Desde el pasado 23 de junio no es necesario pedir cita previa y algunos zaragozanos han aprovechado que tenían la mañana libre para ir a cambiarlas. Mientras la mayoría ha tenido que ir a última hora “por dejadez”, “porque no me he enterado a tiempo” o porque “yo soy de los de último día”, hay unos pocos previsores que ya lo intentaron ayer “y había tanta cola que nos echaron”.

Los jóvenes se han acercado hoy a cambiar las pesetas que guardaban sus padres, suegros y abuelos, “antes de que no se pueda hacer nada con ellas”. Entre los más mayores, alguno duda si guardarlas “de colección”, pero la mayoría prefiere cambiarlas para sacarse “40 o 50 euros” o para “echar un vermut bueno”.

Las monedas, que a partir de hoy pasarán a ser historia, han aparecido por todos los rincones de las casas, desde un bote “perdido de la mano de Dios” a “en unas cajas de cuando hacía restauraciones”. Incluso alguno recordaba de dónde venían, “estas son de hace aproximadamente unos 40 años. Yo tuve un bar y entonces la gente pagaba con monedas de 100 pesetas, de 2.000 pesetas”.

Print Friendly, PDF & Email