La FABZ critica que el cierre de los centros de salud por la tarde traerá problemas de accesibilidad

Desde los colectivos creen que incluso podría colapsar las urgencias de hospitales como el Royo Villanova

Los sindicatos CCOO, CSIF, UGT, la Comisión de Salud de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza y el Foro de Presidentes de los Consejos de Salud han mostrado su descontento ante los cambios que quiere llevar a cabo el gobierno de Aragón en materia de sanidad. Por un lado, la aparición de la visita telefónica como herramienta organizativa de la atención sanitaria en los centros de Atención Primaria y el cierre de centros de Atención Continuada urbana, es decir en horario de 17 a 20 horas, dejando abiertos cinco centros con el objetivo de mejorar la accesibilidad, evitar las aglomeraciones y optimizar recursos del personal sanitario de la Atención Continuada.

Desde estos colectivos apuntan a que el cese de la Atención Continuada conllevará un “problema de accesibilidad, ya que con estos cambios se empeora suponiendo un problema de movilidad, sobre todo, para las personas mayores”, apunta el responsable de la Comisión de Salud de la FABZ, Aurelio Martín. En este sentido, aunque este cambio se produce en el mes de julio, momento en el que estos centros no reciben tantas visitas, en un futuro esto podría acarrear mayores problemas.

“La llegada del mes de septiembre u octubre puede suponer que en zonas como la margen izquierda, el hospital Royo Villanova acabe colapsado de gente que acuda directamente a urgencias en lugar de a los centros a los que ahora se les derivará, porque deberán desplazarse igualmente en coche lejos de su casa”, explica en representación de CCOO, Denia Lizana.

Además, también denuncian la falta de transparencia y participación hacia estos sindicatos y la población, a la vez que creen que es un momento “inapropiado de plantear cambios todavía en tiempos de pandemia y con los centros sin la normalidad en su funcionamiento”. En concreto, el cierre de la Atención Continuada “afecta a 78 médicos de Atención Primaria, 91 médicos de Atención Continuada y 54 enfermeros de Atención Continuada que van a ver perjudicadas sus condiciones laborales”, señala por parte de CSIF, Jesús Sicilia.

Desde la FABZ consideran que este sería un buen momento para “reformar a fondo la Atención Primaria, creando un nuevo modelo con financiación que responda a las necesidades de la atención, que incluya a los médicos y enfermeras en los equipos en igualdad de condiciones y obligaciones. Un modelo que incluya funcionalmente la salud mental comunitaria y que sea independiente en su presupuesto de los sectores hospitalarios”.

La consulta telefónica para cuestiones administrativas 

Otro de los puntos en los que hacen especial hincapié es en la continuidad de la consulta telefónica. Desde los colectivos solo la ven apropiada cuando “hay consenso entre el personal sanitario y la población. En ningún caso, la consulta telefónica la debe imponer cada una de las partes. Nosotros queremos la consulta presencial, la que permite el contacto directo entre el personal y los pacientes”.

En esta misma línea, también rechazan el triaje o el protocolo de derivación por parte del personal administrativo, ya que consideran que “no es su función y los pacientes no están obligados a contestar y en muchas ocasiones no tienen claro los motivos de consulta”. Por eso, insisten “es fundamental la comunicación eficaz con los centros de salud, bloqueada en numerosas ocasiones. Exigimos su puesta en funcionamiento eficaz, aumentando el número de líneas y personal”.

De esta manera, lo que reclaman es un modelo asistencial que tenga en cuenta el horario laborar de los pacientes o sus preferencias, que implica centros con equipos de mañana y tarde o bien la denominada como “jornada deslizante”, así como una espera no superior a 24 horas en la Atención Primaria. Para ello, apuntan, “se deberán hacer los cambios de organización necesarios en los equipos”.

Print Friendly, PDF & Email