La digitalización, de opción a obligación para liderar la logística del futuro

Aragón concentra el 23,9% de las empresas de transportes de mercancías en todo el país

La digitalización de los procesos operativos de las empresas ha pasado de ser una opción para mejorar la competitividad a una obligación para cualquier organización que quiera tener éxito en sus operaciones. El Big Data, la computación en la nube, la inteligencia artificial o la red 5G son solo algunos ejemplos de los pasos que cualquier compañía debe dar para crecer en su sector y, particularmente, en la logística, donde la Comunidad goza de un liderazgo indiscutible gracias a su ubicación geográfica y las infraestructuras creadas en los últimos años.

Así ha quedado de manifiesto durante una jornada organizada entre CEOE Aragón y el Instituto Aragonés de Fomento (IAF), dentro del ciclo DigitalizAragón, una iniciativa destinada a desarrollar actuaciones destinadas a que las empresas de la Comunidad, sus líderes y profesionales compartan experiencias de éxito en transformación digital.

En este sentido, tal y como ha remarcado el presidente de CEOE, Ricardo Mur, la logística “es una de las principales apuestas de Aragón a nivel industrial”, con infraestructuras como Plaza, los aeropuertos de Teruel y Zaragoza, la TMZ, Plhus, etc. No en vano, Aragón concentra el 23,9% de las empresas de transportes de mercancías, 4,78% de la facturación y 6% del empleo en España.

Pero para mantener este liderazgo, las empresas deben sumarse al salto tecnológico que está “transformando” todas las áreas, desde las rutas hasta los procesos y la última milla. “Pedimos algo y lo queremos para ya. Eso está afectando a las redes de distribución, a la paquetería, la trazabilidad de los envíos, la experiencia del cliente, la gestión de los stocks… Están cambiando los patrones de consumo, también a nivel industrial”, ha expuesto Mur, señalando la importancia de que el sector vaya acompañado en este camino por la sostenibilidad.

Porque, hasta ahora, según ha incidido la directora gerente del IAF, Pilar Molinero, la digitalización era una “opción para mejorar la competitividad”, pero la pandemia “nos ha descubierto que aquellas empresas que han tenido un mayor grado de digitalización están mejor posicionadas para la recuperación”. “La logística es un sector transversal, con incidencia en todos los sectores productivos y servicios. Aragón posee una ubicación e infraestructuras de primer nivel, en puntos estratégicos de las tres provincias, centros de formación como el ZLC… El Gobierno está convencido de la relevancia de este sector”, ha afirmado.

Colaboración con el Clúster ALIA y casos de éxito

Para ello, el Ejecutivo autonómico trabaja de la mano del Clúster ALIA para fomentar la colaboración y participación de los asociados en busca de una mayor competitividad. Así, su gerente, Ángel Gil, ha enumerado una serie de proyectos destinados a aplicar la tecnología existente para diseñar la nueva era de la logística, como la optimización de los procesos de transporte, la robotización de maquinaria, implantación de energías renovables, uso de drones o la conducción autónoma.

Unos proyectos que nacen de la mano de herramientas ya existentes, y que están presentes de una forma u otra en las nuevas soluciones. Aparecen ahí el Big Data, con el análisis masivo de datos, tanto internos como externos; el Blockchain, que paquetiza toda la información para que nadie la pueda tocar; el Gemelo Digital, para simular los nuevos procesos en un entorno virtual antes de su aplicación práctica; la computación en la nube y las nuevas oportunidades que aporta; y la red 5G, necesaria como nexo de unión entre estas tecnologías y “sensorizar prácticamente todo lo que afecta a la cadena de suministro”, ha explicado Gil.

Como casos de éxito, Roberto Lorente, director de Innovación del Grupo Sesé, una compañía ya con 10.000 trabajadores en 21 países, ha puesto de manifiesto cómo la pandemia ha acelerado toda la transformación digital. “Todo lo que hace cinco años eran promesas y la gente no veía, en este momento está cambiando todo. No es un mundo en cambio, sino un cambio de mundo. Debemos entender que este cambio se ha producido y el Covid lo ha explosionado”, ha valorado.

Por su parte, el director de Operaciones de Grupo Ágora, Jesús Soler, ha reconocido que esta digitalización no será posible si los procesos no se realizan adecuadamente. “Primero debemos ordenar, y después digitalizar. Si digitalizamos basura, tendremos basura digitalizada. Para ordenar, hay que entender cómo funcionan las cosas, bajar al campo, entender cómo funciona nuestra empresa”, ha aseverado.

Aragón Digital Innovation Hub

Paralelamente, el Gobierno de Aragón ya trabaja en crear un ecosistema idea para favorecer esta digitalización entre las empresas y entidades. Así, hasta 80 organizaciones ya se han sumado a Aragón Digital Innovation Hub, una iniciativa lanzada por el Instituto Aragonés de Fomento que busca aunar todo tipo de colaboración en formación y consultoría, servicios tecnológicos, pruebas en laboratorios y ayuda financiera. “Coordina las actuaciones para que cualquier empresa de cualquier sector pueda sumar sus esfuerzos y aportar lo que mejor sabe hacer para apoyar al resto. Ofrece formación, consultoría, servicios tecnológicos, probar las soluciones digitales antes de invertir, y servicios financieros, y redes de net-working donde se transfieren conocimientos”, ha expuesto la directora-gerente del IAF, Pilar Molinero.

Print Friendly, PDF & Email