El ratón Pérez y cientos de colores inundan la unidad bucodental para niños discapacitados del HSJD

La nueva sala de sedación de la Unidad de Salud Bucodental del Hospital San Juan de Dios hará que los niños y sus familias no tengan que viajar a Barcelona

Acompañado del Ratoncito Pérez y unos buenos dibujos animados uno se olvida de que está en el dentista. Los niños que estrenen a partir de julio la nueva sala de sedación de la Unidad de Salud Bucodental del Hospital San Juan de Dios para niños con discapacidad podrán ver estos dibujos en todas las partes, llenos de colores y cuentos.

Gracias a este proyecto, en el que el hospital ha colaborado con la Fundación Aladina, que ha realizado una donación de casi 100.000 euros, los pequeños que necesiten sedación y sus familias ya no tendrán que trasladarse al Hospital San Juan de Dios de Barcelona como solían hacer.

“Es un día muy feliz para Aladina y para las personas que antes tenían que trasladarse a Barcelona. Si estas familias ya tienen muchos problemas tan difíciles, el que por un problema de la boca tuvieran que desplazarse es inhumano”, ha comentado el presidente de la Fundación, Paco Arango.

La Unidad de Salud Bucodental del Hospital San Juan de Dios se inauguró hace ya casi catorce años y desde entonces han pasado por sus consultas miles de niños aragoneses. Ahora cuenta con un lavado de cara en el que las paredes son de colores y hay un cuento sobre un ratoncito que busca un diente en los dos boxes de consulta y también en la sala de sedación.

“Hemos ido formando un proyecto a corto y a largo plazo para convertirnos en referentes en atención bucodental para niños con discapacidad. Queremos seguir creciendo y queremos complementar con logopedas para poder ayudarles también en el habla y poco a poco ir creciendo”, ha comentado la gerente del Hospital San Juan de Dios, Carmen Vicente.

Con la puesta en marcha de este quirófano, el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza se convierte en centro de referencia bucodental en atención a niños y adolescentes con discapacidad. En esta Unidad se realizan 500 consultas anuales. La estimación es que el 20% de los niños atendidos requieran de este servicio especializado.

Con lágrimas en los ojos y voz temblorosa la responsable de la Unidad de Salud Bucodental y odontopediatra, Belkis Balda, ha reconocido “lo hermoso del proyecto”. “Me siento realizada como profesional porque podemos ayudar a muchas familias y muchos niños, tanto yo como todos los profesionales que trabajan conmigo”.

Niños y mayores han disfrutado de una fiesta de inauguración llena de globos, comida y algún que otro regalo y han celebrado la apertura de esta nueva sala, en la que ir al dentista será, al menos, un poco menos duro.

Print Friendly, PDF & Email