Aragón no participará en la candidatura Pirineus-Barcelona para los JJOO de 2030 “sin igualdad de condiciones”

El apoyo de Sánchez a la candidatura de Barcelona-Pirineus ha suscitado malestar en Aragón

El anuncio del presidente de España, Pedro Sánchez, acerca del apoyo para la candidatura de Barcelona-Pirineus de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 ha suscitado malestar en Aragón. Así se lo hizo saber Sánchez al responsable de la Generalitat, Pere Aragonés, este martes en una reunión que mantuvieron en Moncloa con la intención de desatascar la cuestión catalana a causa del independentismo.

La primera en hacer pública su opinión al respecto ha sido la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, ha querido dejar claro que el Gobierno autonómico no participará en ningún tipo de proyecto sin estar en igualdad de condiciones con Cataluña. A pesar de haber reconocido que todavía no han profundizado en nada concreto y no existe más información novedosa, ha expuesto que se trata de un “buen proyecto para el país y las comunidades”, pero la premisa inicial es que Aragón “parta en igualdad de condiciones”.

Por otro lado, el portavoz de Cs, Daniel Pérez Calvo, ha exigido que Pedro Sánchez “no siga claudicando” ante Pere Aragonés y el independentismo, y defienda la candidatura conjunta de Aragón y Cataluña “Pirineos 2030”. “No vamos a permitir que Aragonés se quite la estelada y se envuelva en la bandera olímpica, quedándonos los aragoneses fuera del evento olímpico”, ha sostenido.

A su juicio, resulta importante que la organización de dicho proyecto se realice de forma conjunta con el Pirineo como “elemento vertebrador de dos autonomías vecinas y españolas”. En este sentido, ha pedido a Javier Lambán que no ceda para que la candidatura se mantenga de manera conjunta, algo que debe servir “para unir e integrar, no para separar todavía más”.

En última instancia, el líder del PP aragonés, Luis María Beamonte, confía en que el presidente del Ejecutivo autonómico no consienta que Aragón se quede al margen. “Hay que luchar para que la candidatura vaya en igualdad de condiciones”, ha insistido. Además, espera que esto no sea “una cesión más” de Pedro Sánchez a Cataluña en detrimento de Aragón. Si finalmente se permite, “supondría una nueva rendición de Lambán ante Sánchez de la misma forma que este se rinde ante el nacionalismo catalán”, ha expresado.

Print Friendly, PDF & Email