Tres nuevas leyes autonómicas se incorporan al ordenamiento jurídico aragonés tras el último Pleno

Se ha cerrado el periodo de sesiones antes del parón estival // Foto: Cortes de Aragón

El Pleno de las Cortes ha cerrado este martes el actual periodo de sesiones, el cuarto de la décima legislatura, con cinco debates legislativos que incorporan al ordenamiento jurídico aragonés tres nuevas leyes autonómicas. Además de la modificación de la Ley del Presidente y del Gobierno de Aragón, la norma de ordenación y régimen jurídico del sector público y el cambio en el Código de Derecho Foral, la última sesión plenaria antes del parón veraniego ha servido para convalidar un Decreto-ley y arrancar con el trámite del nuevo Impuesto Medioambiental de las Aguas Residuales (IMAR).

Decreto-Ley para apoyar a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia 

Se ha dado salida, con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios, excepto Vox, que se ha abstenido, al Decreto-Ley 3/2021, de 16 de junio, del Gobierno de Aragón, por el que se adoptan medidas urgentes y extraordinarias de gestión administrativa y económica de las ayudas incluidas en el Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la Covid-19.

El encargado de presentar el Decreto ha sido el consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, quien ha asegurado que el Decreto-Ley “tiene como objeto simplificar la tramitación de las ayudas, a las que podrán acceder empresas y autónomos cuyos ingresos hayan caído en 2020 al menos un treinta por ciento en relación con 2019”.

La Administración aragonesa gestionará los saldos y depósitos abandonados e inmuebles vacantes 

También se ha aprobado, con los votos a favor de todos los grupos excepto Vox, que ha votado en contra, la modificación del Código de Derecho Foral y la Ley del Patrimonio de la Comunidad en lo relativo a los inmuebles vacantes y los saldos y depósitos abandonados. Estos bienes, que hasta ahora eran gestionados directamente por el Estado, podrán formar parte del patrimonio público de Aragón. El texto normativo ha sido presentado a la Cámara por el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón.

El Proyecto de Ley fue calificado en el mes de marzo de 2021 y publicado en el B.O.C.A. el 4 de mayo. La Junta de Portavoces aprobó tramitar esta norma sin debate a la totalidad y por lectura única. No se han producido audiencias legislativas y se han presentado siete enmiendas parciales, todas por parte de Cs, que han sido rechazadas.

Luz verde al Proyecto de Ley de Modificación de la norma del Presidente y de la DGA 

Además, se ha dado luz verde al Dictamen de la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario sobre el Proyecto de Ley de Modificación de la Ley 2/2009, de 11 de mayo, del Presidente y del Gobierno de Aragón, coordinado por el socialista Darío Villagrasa.

Tal y como apunta la exposición de motivos de la citada norma, “el principal objetivo de la reforma” es “mejorar la calidad normativa” y modificar el título VIII de la misma, en el que se detalla la iniciativa legislativa gubernamental y su potestad para dictar normas con rango de ley y reglamentos, el procedimiento de elaboración y los principios de buena regulación. En concreto, se unifica el procedimiento de elaboración de las disposiciones generales e incorpora una tramitación de urgencia para las iniciativas normativas y disposiciones reglamentarias que reduce los plazos a la mitad, simplifica la memoria y exime de la consulta pública previa.

En definitiva, el nuevo texto “se adecua el procedimiento administrativo de elaboración de disposiciones normativas a las exigencias de la legislación básica con el objetivo de contribuir a una mayor claridad del mismo, todo ello en garantía de una mayor seguridad jurídica y participación de los ciudadanos en un procedimiento tan importante como lo es la elaboración de normas que inciden en la vida de la ciudadanía”.

En cuanto al recorrido parlamentario del Proyecto de Ley, cabe señalar que es una de las once propuestas normativas que caducaron al final de la pasada legislatura y que, tras el parón legislativo a causa de la pandemia, a comienzos de año se retomó mediante el proceso de tramitación ordinaria. De esta manera, superado el debate de totalidad el pasado 25 de febrero en sesión plenaria, ha contado con audiencias legislativas en las que han comparecido el lugarteniente del Justicia de Aragón, el presidente del Consejo de Transparencia de Aragón y varios expertos en Derecho, y ha computado más de un centenar de enmiendas, de las cuales cinco se retiraron, trece se aprobaron en sus términos y veintitrés fueron transaccionadas.

Cinco horas para cerrar el periodo de sesiones 

En una sesión que se ha alargado durante casi cinco horas, las votaciones de los cinco debates del orden del día, todos orientados a la función parlamentaria de procedimiento legislativo y elaboración de leyes, han servido para poner punto y seguido a la actividad plenaria ante la llegada del periodo estival, durante el que el trabajo parlamentario se aleja del hemiciclo para abordar otros ámbitos como la propia elaboración y presentación de enmiendas a los textos en trámite o los encuentros de las ponencias que están en marcha.

Desde enero, momento en que arrancó el periodo de sesiones que se cierra este 29 de junio, la Cámara autonómica ha celebrado un total de trece plenos que han supuesto, en global, más de 140 horas de debate en el hemiciclo. Diez de estas sesiones, todas menos la de este martes y la dedicada a un informe del Justicia de Aragón, han superado las diez horas de duración.

Print Friendly, PDF & Email