Un total de 55 gatos del Pignatelli y once del Teatro Romano se encuentran ya en El Guano

Los gatos ya empiezan a habitar la colonia de El Guano

El Ayuntamiento de Zaragoza ha finalizado con éxito el traslado de los gatos que poblaban los antiguos depósitos de Pignatelli y el Teatro Romano, salvo cuatro felinos que todavía se encuentran en estas dos ubicaciones y que serán capturados en los próximos días. En total, cincuenta y cinco gatos del Pignatelli y once del Teatro Romano se encuentran ya en el nuevo espacio habilitado por el Consistorio para acoger colonias felinas, conocido como El Guano.

Allí disponen de una zona de adaptación, casetas para resguardarse del mal tiempo y rascadores para favorecer su bienestar. En total, 5.000 metros cuadrados de superficie en un entorno natural, con vegetación baja y alejado del tráfico rodado.

El consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, ha visitado este lunes las instalaciones, una vez finalizado el traslado de las colonias que, según ha recordado, se ha realizado con todas las garantías, siguiendo un protocolo supervisado por veterinarios especialistas.

Acompañado por una de las caputadoras del proyecto CES (Captura, Esterilización y Suelta), ha agradecido la dedicación de los treinta voluntarios que activamente han participado en el rescate de los gatos que, debido a un acto vandálico, salieron de El Guano. En total, se han recuperado quince de los treinta gatos huidos, gracias a la labor de los voluntarios que, incluso con gafas de visión nocturna, han rastreado al zona por la noche para devolverlos al recinto.

Los animales capturados han recibido atención veterinaria en el Centro Municipal de Protección Animal y han sido desparasitados, vacunados y esterilizados antes de su traslado a El Guano. Además, entre las capturas, se han desinfectado las jaulas para evitar enfermedades.

Así lo ha indicado la veterinaria del Centro Municipal de Protección Animal (CMPA), María Jesús Ramírez, quien ha señalado que este espacio es adecuado para los felinos, porque dispone de mucha vegetación baja, como matorrales, lo que permite a los felinos camuflarse y realizar sus comportamientos naturales, como son “la caza y el rascado”. “Lo primero que hicimos como veterinarias fue inspeccionar la zona. Nos gustó mucho porque cuenta con árboles y muchas plantas”, ha afirmado. De la instalación, ha destacado también la zona de adaptación, ya que los felinos necesitan conocer el terreno antes de ser soltados, pues de lo contrario tienden a escaparse.

Por su parte, la capturadora del CES Marta Pintanel, que se ocupa de los rescates y las esterilizaciones de los gatos ferales, ha resaltado el esfuerzo de los voluntarios que con mucha dedicación han acondicionado el recinto, han realizado una ficha técnica de cada felino y han buscado a los gatos perdidos durante sus horas de tiempo libre. “Nosotros queremos lo mejor para los gatos y nos hemos esforzado mucho, subimos hasta tres veces al día y pasamos la noche aquí desde el acto vandálico”, ha resaltado.

Traslado a El Guano

A la Oficina de Protección Animal llegan a diario peticiones para retirar colonias felinas, pero sólo las que están debidamente justificadas por motivos de salud pública, por riesgo para la vida de los animales o por conservación del patrimonio histórico son atendidas en cumplimiento con la ordenanza municipal. El traslado de la colonia felina de Pignatelli y del Teatro romano se ajusta a estas condiciones, de ahí que desde el Área de Participación decidieran llevarlo a cabo para salvaguardar la vida de los animales y el patrimonio histórico de la ciudad.

Para ello, el Ayuntamiento habilitó el recinto El Guano que cuenta con una superficie de 5.000 metros cuadrados y cinco jaulas de reubición de 9×2 metros con capacidad para acoger a doce gatos. Estas jaulas se utilizan para facilitar la adaptación de los animales al nuevo espacio, ya que si se soltasen libremente en el recinto tenderían a escaparse. Una vez superado el periodo de adaptación, de aproximadamente quince días, se dejan libres en el recinto donde tienen todos los recursos necesarios para su superviviencia, incluidas unas casetas de madera y transportines para que puedan resguardarse del mal tiempo, tolvas con agua, comida, arena y rascadores.

Además, se han colocado seis contenedores de vidrio a los que se les ha dado una segunda vida como puntos de alimentación y refugio para los gatos. Estos contenedores, ubicados en las zonas de sombra y sol, tienen dos accesos, una gatera para los animales y una puerta para sus cuidadores. Asimismo, se han plantado diez árboles para ofrecer más zona de sombra puntos de rascado y descanso.

Además el recinto de El Guano cuenta también con un informe favorable del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, donde se indica que “ambientalmente es muy adecuado”, ya que la vegetación baja y los matorrales favorecen la intimidad de los animales, al tiempo que recalca que la “tranquilidad de la zona y la exclusividad del uso como albergue felino garantiza la integridad física de los animales”.

Por otro lado, Rodrigo ha recordado que el traslado de la colonia felina del Teatro Romano cumple una petición de la Comisión Provincial del Patrimonio de Gobierno de Aragón y sigue la recomendación del Justicia de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email