El acceso al pozo Pigalo tendrá que realizarse a través de reserva online

Este entorno natural está ya abierto al público desde el pasado 25 de junio

El Ayuntamiento de Luesia pone en marcha un sistema de aparcamiento regulado en el entorno natural del pozo de Pigalo que queda limitado a 50 vehículos. Sin el pago de este parquin no se puede acceder a la zona de baño.

Enclavado en el Espacio Natural Protegido de la Sierra de Santo Domingo, este entorno natural está ya abierto al público en lo que concierne al baño y al disfrute de su zona natural desde el pasado 25 de junio. El Ayuntamiento de la Villa de Luesia, a quien pertenece este espacio, ha establecido un sistema de reserva previa para el acceso al mismo, estableciendo un parquin controlado, tal y como ha venido haciendo otros años.

Así, es obligatorio sacar un tiquet de acceso para el aparcamiento de vehículos, dentro de la zona habilitada, que cuenta con número de plazas limitadas que asciende a 50 vehículos al día. Para sacar el correspondiente tique se ha puesto en marcha “un procedimiento de reserva previa”, ha informado Mario Miana, concejal del Ayuntamiento de Luesia.

Al mismo se accede a través de la página web del Ayuntamiento de Luesia (www.luesia.es) abonando una tasa de ocho euros por coche y cuatro euros por moto o quad. La reserva se hará efectiva presentando el resguardo de esta en el móvil a las personas que controlar el parquin, quedando “prohibido el aparcamiento en el espacio natural del Pozo Pigalo fuera del parquin. El no cumplimiento de estas normas será sancionado según la ley vigente” ha afirmado Miana.

De hecho, según puntualiza el concejal luesiano, “la Guardia Civil y los Agentes de Protección de la Naturaleza velarán por el cumplimiento de las normas aprobadas, pudiendo imponer multas de hasta 150 euros a quienes las incumplan”. Con este sistema “se busca regular el acceso al entorno de la zona de baño del río Arba de Luesia, ya que está situada en el interior del Paisaje Protegido de la Sierra de Santo Domingo y porque nuestro objetivo principal es proteger el entorno natural del pozo de Pigalo con esta medida”, precisa el concejal luesiano. De hecho, “si no se tiene reserva en este parquin no se puede dejar el coche, ni acceder a la zona de baño”, ha concluido Mario Miana.

Print Friendly, PDF & Email