El proyecto «Comer para crecer» mejorará la alimentación de las familias vulnerables de Zaragoza

Son 25 familias del barrio de Delicias que pueden salvar lotes a través de la app Encantado de Comerte

Con el objetivo de mejorar los hábitos alimenticios de los niños y niñas de familias vulnerables. Así es como nace el nuevo proyecto piloto «Comer para crecer» que acaban de poner en marcha el Ayuntamiento de Zaragoza, la asociación YMCA y CaixaBank. Su objetivo es claro: asegurar la ingesta de proteínas que proporcionan la carne de ternera, pollo y pescado. La iniciativa, que incluye además talleres formativos sobre alimentación, puede ser un complemento de las ayudas de urgente necesidad que los servicios sociales municipales destinan a cubrir las necesidades básicas de alimentación de la población vulnerable.

«Es un programa que es un paso más en las ayudas de urgente necesidad de alimentación que el Ayuntamiento de Zaragoza ha apostado por ellas en este momento de pandemia. No hay que olvidar que han crecido en 2020 un 74%, hemos llegado a alcanzar la cifra de 8 millones y medio, una cifra histórica. Para 2021 tenemos una partida de 9 millones y medio, es decir, también un nuevo incremento», ha explicado el concejal de Acción Social y Familia en el Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén.

Tal y como han detectado los Servicios Sociales Comunitarios en su trabajo con las entidades sociales, las familias a menudo invierten este tipo de ayudas en alimentos no perecederos y, en menor medida, en producto fresco, por su mayor coste económico. Solucionar esa carencia es el objetivo de este proyecto socioeducativo piloto, que se ha iniciado con 25 familias del barrio de Delicias, con la vocación de ampliarse a otros barrios y a mayores capas de población.

Para esta primera prueba, el proyecto cuenta con un presupuesto de 47.175 euros. «El consistorio aportará 9.000 euros, la Fundación “la Caixa” a través de CaixaBank aporta 12.000 euros, y la asociación YMCA otros 26.175 euros en concepto de personal y alimentos. Esto va a permitir que se aporten estas proteínas hasta diciembre y después veremos si se puede avanzar y ampliar a otras familias y a otros barrios de la ciudad», ha incidido el director comercial de la Territorial Ebro de CaixaBank, Eloy Ascaso.

Las familias acuden con los cupones semanales a recoger esos lotes a los comercios de proximidad

Por ahora, son tres comercios de proximidad Pollería Julia, Carnicería Villa y Pescados y mariscos Charo y Fernando los que actúan como colaboradores en esta primera fase, los tres ubicados en el Mercado Delicias. Las familias beneficiarias, que han sido seleccionadas por YMCA y los servicios sociales municipales atendiendo a su vulnerabilidad, pueden adquirir los lotes de carne, pollo y pescado mediante la app Encantado de Comerte. En ella, cada una de estas familias cuenta con un determinado número de cupones adaptados al número de personas que la componen. El importe del crédito familiar se ha calculado mediante la tasación del precio de los lotes y de los gramos semanales de proteínas recomendados para cada edad.

«A través de la aplicación, las familias acuden con los cupones semanales a recoger esos lotes tasados y con los gramos correspondientes para cada familia. Ellos seleccionan los lotes que dependen en función del número de miembros. Los comercios comprueban que los lotes son correctos y se los entregan. Es también una manera de que el comercio de proximidad facilite que estas familias pueda comer correctamente», ha apuntado la directora de YMCA en Aragón, Belén Portolés.

Algo que, sin duda, están aprovechando ya las primeras familias que forman parte del programa piloto. Es el caso por ejemplo de Denis Vera que, afirmaba, esto es una gran ayuda para ellos. «Para nosotros que estamos sin trabajo y somos familias numerosas sin medios, antes se nos hacía un poco complicado comprar cosas así como carne y pescado, salvo el pollo que es más barato. Con esta ayuda que nos están ofreciendo es más fácil, estoy muy encantada», contaba.

Print Friendly, PDF & Email