El espacio para gatos en El Guano dispone de casetas y rascadores para su bienestar

Los voluntarios alimentan a los gatos

El nuevo espacio habilitado por el Ayuntamiento de Zaragoza para acoger colonias felinas conocido como El Guano dispone de una zona de adaptación para facilitar el traslado de los gatos, casetas para que puedan resguardarse del mal tiempo y rascadores para favorecer el bienestar de los animales.

En total, 5.000 metros cuadrados de superficie, en los montes de Torrero, donde se ha trasladado la colonia felina del Parque Pignatelli, debido a las obras de urbanización de la zona, y la que habitaba en el Teatro romano, detallan fuentes municipales en un comunicado.

El consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, ha defendido este viernes en la Comisión del área la gestión de la Oficina de Protección Animal en el traslado de las colonias felinas y ha resaltado que se está realizando con todas las garantías, siguiendo un protocolo técnico supervisado por veterinarios especialistas en capturas de animales.

Rodrigo ha comenzado su intervención con palabras de agradecimiento a los voluntarios del proyecto CES que han colaborado “activamente” con el equipo de capturadores para rescatar a los gatos que, debido a un acto vandálico, salieron de El Guano y ahora se encuentran “dispersados y desorientados” en la zona.

En su exposición, ha resaltado que a la Oficina de Protección Animal llegan a diario peticiones para retirar colonias felinas, pero que sólo las que están debidamente justificadas por motivos de salud pública, por riesgo para la vida de los animales o por conservación del patrimonio histórico son atendidas en cumplimiento con la ordenanza municipal. El traslado de la colonia felina de Pignatelli y del Teatro romano se ajusta a estas condiciones, de ahí que desde el Área de Participación decidieran llevarlo a cabo para salvaguardar la vida de los animales y el patrimonio histórico de la ciudad.

Para ello, el Ayuntamiento habilitó el recinto El Guano que cuenta con una superficie de 5.000 metros cuadrados y cinco jaulas de reubicación de 9×2 metros con capacidad para acoger a doce gatos. Estas jaulas, ha puntualizado Rodrigo, se utilizan para facilitar la adaptación de los animales al nuevo espacio, ya que si se soltasen libremente en el recinto tenderían a escaparse. Una vez superado el periodo de adaptación, de aproximadamente quince días, se dejan libres en el recinto donde tienen “todos los recursos necesarios para su supervivencia”, incluidas unas casetas de madera y transportines para que puedan resguardarse del mal tiempo, tolvas con agua, comida, arena y rascadores.

Además, se han colocado seis contenedores de vidrio a los que se les ha dado una segunda vida como puntos de alimentación y refugio para los gatos. Estos contenedores, ubicados en las zonas de sombra y sol, tienen dos accesos, una gatera para los animales y una puerta para sus cuidadores. Asimismo, se han plantado diez árboles para ofrecer más zona de sombra puntos de rascado y descanso.

“Es más, alguno de los animales ya reubicados en el área exterior, ha sido visto por voluntarios tomando el sol en las ramas del árbol, totalmente adaptado al nuevo entorno”, ha señalado.

Además el recinto de El Guano cuenta también con un informe favorable del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, donde se indica que “ambientalmente es muy adecuado”, ya que la vegetación baja y los matorrales favorecen la intimidad de los animales, al tiempo que recalca que la “tranquilidad de la zona y la exclusividad del uso como albergue felino garantiza la integridad física de los animales”.

Por otro lado, Rodrigo ha destacado la profesionalidad con la que se ha realizado el traslado de las colonias, que ha sido supervisado por una veterinaria especialista en captura de animales silvestres, miembro del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza. Dado el elevado número de animales, se ha contado también con la colaboración de los voluntarios del proyecto CES para salvaguardar la vida de los gatos, amenazada por las obras previstas en los antiguos depósitos del Pignatelli.

Los animales capturados han recibido atención veterinaria en el Centro Municipal de Protección Animal y han sido desparasitados, vacunados y esterilizados antes de su traslado a El Guano. Además, entre las capturas, se han desinfectado las jaulas para evitar enfermedades.

Un acto vandálico provocó la huida de 30 gatos

Hasta el 13 de junio, se habían trasladado al Guano a 38 gatos de la colonia del Pignatelli, pero un acto vandálico en esta instalación provocó que treinta de ellos escaparan poniendo en peligro su supervivencia, ya que están acostumbrados a ser alimentados. Desde entonces, los voluntarios del proyecto CES están rastreando la zona para devolverlos al recinto.

Además, se ha contratado un servicio de vigilancia para evitar este tipo de actuaciones incívicas. Actualmente, se han capturado 49 gatos de Pignatelli, incluidos los treinta que se escaparon, de los que se han recuperado al menos once.

“Muchos de los animales rescatados después del acto vandálico están siendo tratados a diario de sus heridas por la veterinaria capturadora y el equipo de voluntarios”, ha subrayado.

Por otro lado, Rodrigo ha recordado que han comenzado también las capturas en el Teatro Romano, a petición de la Comisión Provincial del Patrimonio de Gobierno de Aragón y siguiendo la recomendación del Justicia de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email