Cuenta atrás para dejar de llevar la mascarilla en espacios abiertos

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este jueves las medidas sobre la nueva normativa de la mascarilla

Este sábado todo el país amanecerá distinto. La mascarilla dejará de ser obligatoria al aire libre tras casi un año desde que se implantó su obligatoriedad. Eso sí, la pandemia no ha acabado y el Ministerio de Sanidad ha establecido unas pautas en las que sí que continuará siendo obligatoria. Las autoridades aconsejan llevar consigo siempre este complemento para situaciones en el que la distancia de metro y medio no se cumpla.

El 13 de julio de 2020 se implantó su uso en todos los espacios, abiertos o cerrados. Ahora, con casi el 50% de la población con al menos una dosis y una Incidencia Acumulada (IA) de 92 casos por 100.000 habitantes se ve factible su eliminación al aire libre. España sigue así a países como Francia, que eliminó su uso también la semana pasada, o Dinamarca, que aun ha ido más allá y ha quitado la obligatoriedad de su uso incluso en espacios cerrados.

Eso sí, las autoridades recuerdan que la pandemia no se ha terminado y que hay que seguir usando la mascarilla en determinados momentos y espacios y siempre guiados por el sentido común. Seguirá siendo obligatorio en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público. También en cualquier situación en la que no se cumpla la distancia mínima de metro y medio. En las terrazas de los bares sí que continuará siendo obligatoria cuando no se esté ni bebiendo ni comiendo, al igual que entrar dentro del establecimiento a pedir o ir al baño.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este jueves las medidas sobre la nueva normativa de la mascarilla, que también será necesaria en las estaciones de tren o bus y aunque el andén o la dársena estén al aire libre, deberá seguir siendo llevada. Por estas razones, desde el Gobierno de España recomiendan siempre llevar a mano una mascarilla por si las moscas.

Novedades en residencias

En las residencias de ancianos y personas con diversidad funcional también se eliminará el uso de la mascarilla en los espacios comunes. De esta medida quedan excluidos los cuidadores y visitas. Una medida que solo se reservará a residencias en los que los usuarios hayan alcanzado el 80% de inmunizados.

Print Friendly, PDF & Email