La UZ apuesta por el compromiso territorial y las lenguas romances con el proyecto Unita

Junto a la UZ participan también las universidades de Turín (Italia), Pau y Saboya-Montblanc (ambas en Francia), Beira Interior (Portugal) y la del oeste de Timisoara (Rumanía)

La Universidad de Zaragoza viene trabajando en los últimos siete meses, dentro de la alianza europea Unita-Universitas Montium, con el objetivo de proceder a una convergencia de sus actividades bajo los principios básicos del compromiso con el territorio –sobre todo en el medio rural- y el fomento de las lenguas romances. “Queremos contribuir a reformular la noción de ciudadanía e identidad europeas e introducir nuevas herramientas formativas”, ha manifestado el vicerrector de Internacionalización y Cooperación de la UZ, Francisco Beltrán.

Junto a la UZ participan también las universidades de Turín (Italia), Pau y Saboya-Montblanc (ambas en Francia), Beira Interior (Portugal) y la del oeste de Timisoara (Rumanía). “Es todo un orgullo poder formar parte del 5% de las instituciones superiores europeas en este sentido”, ha reconocido el propio Beltrán. El desarrollo del entorno rural es uno de los pilares básicos para estas seis universidades, todas ellas de lenguas romances, motivo por el que una formación lingüística “intensificada” basada en el empleo de dichas lenguas se antoja vital. “Es cierto que trabajamos desde la base de una mutua confianza para aportar una visión global de las comunidades universitarias de estos idiomas, pero no dejaremos de lado el inglés”, ha explicado.

Economía circular, energías renovables y patrimonio cultural 

Las tres áreas temáticas en las que pretende poner el foco Unita son la economía circular, las energías renovables y el patrimonio cultural. Además, se incorporan tres rasgos fundamentales tales como la capacidad de acción en territorios rurales, la transversalidad y la sostenibilidad medioambiental. Por otro lado, desde el proyecto quieren también prestar servicios de apoyo y orientación a estudiantes para que puedan planificar sus itinerarios educativos. Otra de las ideas radica en la posible implantación de las denominadas microcredenciales, que suponen un ciclo formativo breve –incluso unas pocas semanas- que pretende capacitar a quien lo sigue para adquirir determinadas competencias con un perfil muy práctico.

El vicerrector tampoco ha querido olvidarse de la cuestión relativa a la intercomprensión, que consiste en poder hablar varias lenguas en la misma conversación sin perder el hilo del discurso. “Hemos mantenido reuniones presenciales para promocionar la intercomprensión, buscando diferentes formadores para poder aplicarla e incorporando también a estudiantes paulatinamente”, ha insistido. Precisamente el papel y liderazgo de los alumnos universitarios resulta clave para favorecer este aspecto, para lo que se apuesta firmemente por una asamblea autónoma de estudiantes.

“Unita es una iniciativa compleja, pero todavía llevamos muy poco tiempo. Hay ciertas actividades ya puestas en marcha y otras a punto. He de decir también que tenemos grandes esperanzas en obtener otro proyecto dedicado a la empleabilidad”, ha adelantado Beltrán. Asimismo, después de aclarar que actualmente hay 32 miembros asociados, ha remarcado que hasta ahora “hemos tenido bastante éxito” en la captación de fondos, habiendo recibido un total de dos millones de euros. A esto hay que sumar que el Consejo Europeo está “muy comprometido” con el proyecto, y ha comunicado que destinará una “importante cantidad económica” para el periodo 2021-2027.

Presencialidad próximo curso 

La parlamentaria popular Pilar Gayán ha aprovechado la presencia del rector de la UZ, José Antonio Mayoral, para preguntarle sobre la vuelta a la presencialidad total de cara al próximo curso. El rector ha asegurado que “hasta que no tengamos la garantía de que se va a vacunar a todo el estudiantado universitario, vamos a mantener el 50% de presencialidad”. Teniendo en cuenta que tan solo se ha anunciado la vacunación para los estudiantes entre doce y 17 años y no se ha mencionado al espectro comprendido entre los 18 y los 25, “preferimos ser prudentes”. “Si finalmente se procede a la vacunación de todo este colectivo, pasaremos al 100% de presencialidad”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email