Absuelto de abusar sexualmente de su sobrina al contar solo con el testimonio de la menor

La Fiscalía pide once años por tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas

El juez de la Sección Nº3 de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha absuelto al tío acusado de abusar sexualmente de forma continuada y durante varios años de su sobrina. El tribunal no ha considerado probado que la menor sufriese tales abusos ya que la única prueba, expuesta durante el juicio el pasado 12 de junio, fuese el testimonio de la víctima y que, según la sentencia, no contaba con los garantes legales que consiguiesen tumbar la presunción de inocencia del acusado.

Durante la sesión, la sobrina -menor de edad- relató ante el tribunal cómo sufrió abusos sexuales continuados cuando descansaban los fines de semana con su tía, la esposa del acusado, cuando ésta no estaba en casa. El varón negó todo y afirmó que nunca pasaban tiempo a solas con él. La esposa y tía de la menor corroboró lo expuesto por su marido, al igual que la abuela y apuntaron a que esta acusación era una venganza y extorsión de la madre de la supuesta víctima por haberla echado de la herencia.

El tribunal no ha considerado probado que la menor sufriese tales abusos ya que la única prueba expuesta durante la sesión fue la declarada por la víctima y que lo declarado no llegó a cumplir los parámetros legales que podrían acabar con la presunción de inocencia de su tío. Tampoco ha considerado que haya ninguna “prueba periférica” en lo narrado por la madre y prima de la víctima ya que “solo se limitaron a contar lo que les había dicho” la menor.

La defensa del acusado, ejercida por la letrada Susana Izcara, cuestionó durante el juicio que si la menor hubiese sufrido unas 100 agresiones sexuales, tal y como defendió la víctima, tendría que haber aparecido algún tipo de lesión durante el periodo de tiempo cuando ocurrieron los supuestos hechos. Algo que ni los pediatras ni la madre de la joven pudieron acreditar. Argumento que ha servido “para dudar de la credibilidad” de la declaración de la menor.

Las psicólogas del Instituto Medicina Legal de Aragón (IMLA) declararon durante la sesión que si apreciaban un cuadro de stress postraumático en la menor, pero que no significaría que tuviesen origen en los supuestos hechos, sino que pudiese ser por otras circunstancias. El tribunal va más allá y cree que este estado de stress podría haber aparecido de la “crispación existente en el entorno familiar”.

Print Friendly, PDF & Email